Adiós al Shopping del Parque

Comercio e Industria Destacados Espacio público

El mall de Cuenca cerró sus puertas y el futuro suena por ahora incierto. Mientras tanto, continúa en la zona el trabajo de reparación de veredas.

Por Verónica Ocvirk

Cerró el shopping de villa del Parque. Después de veinticuatro años abierto, después de una larga agonía, después de tantos chismes y conjeturas el centro comercial de Cuenca y Nazarre vivió su último día de apertura el domingo 30 de junio. Los últimos tiempos fueron tristes: los locales iban cerrando de a poco, y charlando con los empleados se respiraba el clima de incertidumbre laboral. La situación era despareja: los cines habían cerrado hace tiempo y solo un fast food subsistía en el -muy entre comillas- “patio de comidas” del tercer piso; en tanto el estado de los baños dejaba todo que desear. Pero había marcas que sí veían movimiento, como el Yenny y el Havanna del segundo nivel, o el Grimoldi y el Arredo (una de las últimas incorporaciones) de la planta baja. “No sabemos nada. Ni por qué cierran exactamente, ni qué va a pasar de ahora en más. Nosotros sí vendíamos”, contaba una trabajadora de la zapatería mientras acomodaba cajas. Solo los locales que dan a Cuenca y Nazarre -perfumería, ropa para chicos, zapatos y carteras- van a seguir abiertos durante un tiempo más. Y luego: nada se sabe. Existe el rumor -fuerte, pero no confirmado- de que los dueños de otro shopping porteño se harán cargo del espacio, remodelación mediante. Y las especulaciones sobre construcción de torres siempre están a la orden del día. La opción de una plaza resulta prácticamente utópica y el peor escenario, el fantasma que recorre la esquina, es que el edificio quede abandonado y empiece entonces a llenarse de mugre y telarañas. Pocas cosas afean tanto una zona como las construcciones vacías. “Vecinos contra el cierre del Shopping Villa del Parque” es el nombre de un grupo creado en Facebook cuya última publicación data del mes de abril. Pero a la mayoría de los habitantes del barrio la noticia no pareció sorprenderles demasiado. Después de todo, tal vez no valga la pena movilizarse para defender un shopping.

Cuenca, entre las veredas y un futuro incierto

Sin pausa pero sin prisa avanzan los arreglos de las veredas de Cuenca a cargo de la Subsecretaría de Vías Peatonales porteña. “Para el primer tramo tardaron una eternidad, como un mes y medio. Y ahora cambiaron el equipo y están avanzando un poco mejor. Lo que no se respetó, aunque lo habían prometido, fue lo de suspender las obras diez días antes del día del padre, que para nosotros es una fecha fundamental”, dice el presidente de la Unión de Comerciantes, Profesionales e Industriales de Villa del Parque, Rogelio González. También explica que, si bien se hizo un buen contrapiso, “las baldosas ya se están despegando, porque no les hacen las juntas. Y también nos preocupa que del otro lado de las vías está avanzando en paralelo una obra por el gas, la verdad que se podría haber planificado mejor y hacer la rotura una vez sola”. Al cierre de esta edición la obra de veredas avanzaba entre Tinogasta y Lozano. Y se espera que los próximos meses continúe hasta Baigorria, incluyendo Nogoyá entre Helguera y Campana.

La obra de las veredas de Cuenca avanza por el momento entre Beiró y las vías.

Entretanto la discusión sobre “qué hacer con Cuenca” sigue vigente. ¿Por dónde pasa el debate? Existe consenso alrededor del hecho de que los pasos ferroviarios a nivel deben ser eliminados, no obstante en esta arteria de Villa del Parque las soluciones no parecen tan diáfanas: un túnel bajo las cuatro vías que en este tramo tiene el San Martín destruiría por completo la actividad comercial del barrio. Y lo mismo ocurriría con la peatonalización, que los comerciantes miran con pésimos ojos y que, de todas formas, fue descartada por el ministro de Ambiente y Espacio Público Eduardo Macchiavelli en una reunión que hace poco tuvo con vecinos en el Instituto Evangélico Americano.

La solución que hoy plantean los comerciantes es la de una trinchera como la que existe para el Sarmiento en la zona de Caballito. Pero eso implicaría anular el recién inaugurado túnel de Nazca, porque el tren debería empezar a bajar desde la avenida San Martín. “Para el caso -concluye González- el ferrocarril San Martín que ahora elevaron pasa por encima del túnel de Dorrego, que tiene diez años de inaugurado por un gobierno del mismo signo político. Es cuestión de planificar con un poco más de visión”. ♦

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *