Asociación Civil VECINOS SOLIDARIOS y ROTARY CLUB de Villa del Parque

Destacados Participación Ciudadana

Tuvimos la oportunidad de conversar con Alberto Igarzabal y Graciela Valdez, ambos llevan adelante la Asociación Civil Vecinos Solidarios (Nueva Generación), cuya misión es realizar tareas de servicio comunitario. Además, son miembros del Rotary Club de Villa del Parque, donde Alberto es el presidente.

Graciela y Alberto comparten la vida y el trabajo desde hace más de cuarenta años. Siempre involucrados en los asuntos públicos dentro del barrio, hoy ambos tienen cargos políticos en el Pro (Alberto es Secretario General Político del Pro en la Comuna 11 y Graciela es Comunera) pero su participación no se limita a cumplir su rol dentro del partido o la gestión de gobierno. Con ellos estuvimos conversando para que nos cuenten de su actividad en Vecinos Solidarios y en la sede barrial del Rotary Club.

VV: ¿Qué acciones han llevado adelante en el último tiempo desde Vecinos Solidarios?

GRACIELA: Trabajamos mucho con los hospitales. Sobre todo con el Zubizarreta, que es nuestro hospital zonal. Cada campaña que ellos hacen, los acompañamos. Por ejemplo, si van a vacunar contra la gripe, salimos y avisamos que en el hospital están dando la vacuna gratis, ponemos una mesa de difusión. En el verano, fuimos a tocar timbres para alertar sobre el mosquito. Ya había salido un grupo de voluntarios del Hospital pero no les alcanzaba para recorrer todas las manzanas, entonces nos pidieron ayuda. Yo iba como juntista pero me acompañaba toda la gente de la Asociación Civil. Íbamos por Devoto, un día de un calor terrible, pero no importaba. Tocábamos timbres y avisábamos que se había encontrado un vector, entonces les dejábamos folletería y averiguábamos si había gente con fiebre.

ALBERTO: También trabajamos mucho mancomunados con la Asocación Los Piletones, de Margarita Barrientos, haciéndoles donaciones. La vez pasada nos donaron 15 mesas redondas de 15 comensales cada mesa, los llamamos y ellos las vinieron a buscar con su camión. Hace poco le dijimos “Margarita, ¿qué necesitás?” Nos dijo que necesitaba artículos de limpieza, llenamos media camioneta y se la llevamos. De donde nos llaman avisando que hay una problemática, tratamos de ayudar. Cuando Luján se inundó juntamos ropa para mandar a Luján.

GRACIELA: Colaboramos con la Fundación Esperanza Viva, que ayuda a las esposas de los hombres que están presos en Devoto (la Asociación está en la calle Bermúdez, frente a la cárcel). Cuando vos le decís a algunas personas “tenemos que ayudar a las señoras de los presos”, hay gente a la que mucho no le gusta. Pero le explicamos que si uno no ayuda a esos chicos y a esas mujeres, lamentablemente el día de mañana los tenés en la calle haciendo cosas malas. Entonces en esa Asociación se les da una cabida, se los aconseja, se los acompaña. Hacen un muy buen trabajo, muy elogiable.

V.V.: ¿Tienen gente trabajando en forma remunerada o son todos voluntarios?

ALBERTO: Somos un grupo de gente voluntaria, no manejamos un peso. Cada donación que conseguimos,inmediatamente ponemos en contacto al donante con el señor o la señora que lo va a recibir.

V.V ¿Son todos vecinos de Villa del Parque?

ALBERTO: Todos vecinos de Villa del Parque, pero eso no quita que si un vecino de otro barrio quiere participar puede hacerlo. Actualmente somos aleredor de quince los que estamos siempre, después hay otros quince que vienen en forma intermitente.

GRACIELA: Otro trabajo muy importante en el que nos involucramos, es en la problemática de violencia de género y violencia familiar, a partir de algunos vecinos que se acercaron. Empezamos a prepararnos para saber qué respuesta darles, saber cuáles son los protocolos que se aplican en estas situaciones. El número de teléfono está bueno para la emergencia, pero el tema es qué pasa después. Nos preparamos tanto las mujeres como los varones del grupo. Hicimos un curso que nos armó Liliana Rubino, que es la comisionada de la Superintendencia de Violencia de Género, que estuvo bárbaro, fueron cuatro jueves. Ya se nos presentaron casos que pudimos ir acompañando. Somos una red en ese sentido.

VV: Les pregunto ahora por el ROTARY CLUB, ¿cuál es la función que cumple hoy en día en Villa del Parque?

ALBERTO: ¿Qué es el Rotary? Es dar, tender una mano a quien la necesita, es el vínculo. Vos necesitás algo, yo puedo conseguir quien te de eso, yo soy el vínculo, eso es el Rotary. La gente piensa que es algo inalcanzable, que es sólo para gente de determinado status o edad y no. Por lo menos en Villa del Parque lo estamos abriendo más para que todos los que quieran se sumen.

GRACIELA: Esa es la impronta que le quiere dar Alberto. Estamos tratando que el Rotary de Villa del Parque sea conocido en Villa del Parque, tender redes con las otras asociaciones.

VV: ¿Cuál sería la propuesta para las otras asociaciones de Villa del Parque?

ALBERTO: Trabajar en comunidad. Villa del Parque tiene algo característico y es que hay muchas asociaciones civiles que no se interconectan. Con el Rotary queremos hacer una comida, cada sesenta días por lo menos, en la que participen todas las asociaciones civiles. Conocernos y entablar un diálogo para trabajar mancomunadamente.

GRACIELA: Que participen todos realmente: la Unión de Comerciantes, la Iglesia, el vecino común, los directores y directoras de colegios…

ALBERTO: La sede del Rotary Villa del Parque funciona en la Biblioteca Angel Roffo (Simbrón 3058). Nos reunimos los días miércoles de 20.30 a 22.30 hs: están todos invitados. ♦

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *