Comuna 11: todo esto también pasa

Clubes en el barrio Destacados Educación Participación Ciudadana Salud

En una reunión con los candidatos a comuneros, los integrantes de la red de instituciones de estos barrios contaron cómo lidian con la pobreza, las adicciones y la violencia de género en el actual contexto de crisis.

Por Verónica Ocvirk

Que cada vez se ven más personas en situación de calle, incluso familias enteras, muchas veces con chicos. Y que en toda la comuna casi no hay dónde derivar a pacientes con problemas de salud mental. Unos clubes agobiados por el tarifazo y sin posibilidades de acceder a más que una quita del ABL. Gente yendo a pedir comida al Centro de Acceso a la Justicia de Floresta (que en principio se dedica a brindar asesoramiento jurídico gratuito); mientras en el Centro Integral de la Mujer María Gallego (donde asisten a víctimas de violencia de género) se les corta la luz y no pueden atender. Que faltan hogares para los menores que los necesitan, y que se precisan más farmacéuticos y médicos: sin ir más lejos, el Cesac 34 de la calle Artigas está completamente desbordado.

Aunque parezca difícil de creer hasta para quienes a diario transitamos estas calles, todo esto también pasa en Villa del Parque, Devoto, Santa Rita y General Mitre, los barrios de la comuna 11. El rosario de relatos pudo escucharse en la última reunión de la Red de la comuna 11, a la que fueron invitados algunos de los candidatos a convertirse en comuneros: Gastón Fernández y Victoria Pugliese por el Frente de Todos; y Agustín Suárez (que no estuvo presente, pero envió en su lugar a un asesor) y Nicolas Mainieri por Juntos por el Cambio. ¿Qué es la red de la comuna 11? Un colectivo integrado por representantes de instituciones públicas de salud, educación, asistencia social, jurídica, clubes de barrio, centros de jubilados y ongs de la zona que una vez por mes se encuentran para articular el trabajo en el territorio y compartir problemáticas.

“El convocarlos a ustedes tiene que ver con discutir cuáles son las soluciones que a nivel de la Junta Comunal se puede dar a estas cuestiones”, fueron las palabras con las que José Novoa, del Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Defensoría de la Comuna 11, dio apertura al encuentro.

“La Red nos ayudó a atender unas demandas cada vez mayores y más bravas”, refirió el coordinador del CAJ de Floresta Hernán Tosca. “Vemos temas de vivienda y de violencia, y como ‘dato extraño’ puedo mencionar que hay gente que está viniendo a pedir comida. La situación es muy grave -enfatizó-, en todo el país y también en esta ciudad”.

Pablo Salcito es presidente de Ciencia y Labor e integra además la lista de comuneros por el Frente de Todos. Señaló que si bien la problemática de los clubes logró visibilidad, “nuestro tema son los precios de los servicios, tenemos que avanzar en algún tipo de tarifa social”. Desde Imperio Juniors, Adrián Rosa acompañó el reclamo. “Los clubes se sostienen con la cuota social y hacen tareas comunitarias. En nuestro caso prestamos el gimnasio a escuelas de la zona, organizamos reuniones abiertas -sobre alimentación, documentos, RCP, entre otras- y cumplimos una función importante para los vecinos, pero lo único que recibimos de la Ciudad es una quita mínima de ABL. Estamos en una situación complicada a pesar de ser un club muy activo”, marcó.

Preocupación y vergüenza

En tanto los candidatos escuchaban, los integrantes de la red iban presentando la singular situación de las instituciones a las que representan. “Hemos visto con preocupación cómo la cantidad de gente en situación de calle y con consumos problemáticos aumentó en forma exponencial”, decía Juan Pedro Gallardo desde el área de Promoción Humana, Adicciones y Salud Mental de la Defensoría del Pueblo de la ciudad. Por la Casa del Futuro, Anaballa Mazout sumó al cuadro la dificultad para derivar pacientes con problemas de salud mental.

“La articulación con salud mental es una de nuestras dificultades mayores, ya que las situaciones de violencia de género pueden requerir asistencia psiquiátrica”, arrancó a contar Marcela Pérez desde el Centro de la Mujer María Gallego.“Otro dato que nos preocupa -añadió- es queantes trabajábamos con una mayoría de población de mujeres ya separadas que iniciaban la ‘ruta crítica’ de la denuncia, mientras que en los últimos tiempos notamos que se está invirtiendo la ecuación: estamos trabajando con mujeres a las que tomar la decisión de separarse les afecta tanto en lo que es su supervivencia económica que desestiman hacer la denuncia e irse de la casa. Y el tercer problema es el deterioro del edificio, la semana pasada no pudimos atender porque se cortó la luz”

Novoa resaltó que el déficit en profesionales de salud mental “es directamente una vergüenza”.“El Zubizarreta tiene una sola psicóloga de planta que atiende en un sucucho de dos por dos, y lo mismo se replica en el Cesac y los hospitales de la comuna. Es muy difícil trabajar así. Nosotros tenemos que defender los derechos de los niños, niñas y adolescentes, y para eso tomamos los casos y los derivamos a los organismos competentes. Pero con este cuadro es como derivar al abismo”, denunció. Vivian Galar, de la Red Copello, relató la dificultad para encontrar respuestas de la Ciudad cuando los voluntarios encuentran familias en situación de calle, mientras desde el Centro de rehabilitación integral para personas con discapacidad, Brunilda Balsa Koch se refirió a las urgencias “de público conocimiento” que existen en el área de discapacidad, destacando la gravedad de la suspensión del beneficio de transporte del programa Incluir Salud, que permitía trasladar a los pacientes desde sus casas hasta la institución con un servicio pagado por el Estado. De este modo, no sólo no pueden continuar con sus tratamientos, sino que a muchos se les corta toda posibilidad de vinculación social.

Otra vez el Cesac 34

La jefa del Cesac 34 Claudia Ferme describió la delicada situación de este centro de salud al que semanas atrás tuvo que volver la policía por un caso de violencia en la cola de la farmacia. El Cesac 34 no solo es el único en toda la comuna 11 sino que depende del Hospital Álvarez, que está en la comuna 7. “Nuestra área de georeferencia es extensísima”, marcó Ferme subrayando que además de la falta de profesionales en salud mental y pediatría el problema más acuciante es hoy la carencia de farmacéuticos. “Estamos absolutamente saturados. Desde 2016 se cuadriplicó el nivel de consultas, y sin embargo contamos con un 11 por ciento menos de horas profesionales”.

La situación del Cesac 34 estalló en marzo pasado, cuando tras una agresión a una de las farmacéuticas y a la propia Ferme los profesionales que ahí trabajan más vecinos autoconvocados cortaron Artigas y Jonte. Luego el subsecretario de Atención Primaria del ministerio de Salud porteño, Gabriel Battistella, se acercó al edificio, aunque desde entonces a la fecha nada ha cambiado. “Lo que sí cambió es que nos fortalecimos como institución”, concluyó Ferme advirtiendo que la solución es otro Cesac, o al menos la posibilidad de abrir en el Álvarez otra boca de farmacia.

La reunión cerró con una explicación sobre la respuesta que los comuneros podrían dar para resolver esta clase de problemas. “La comuna tiene unas competencias exclusivas, entre las cuales están más que nada cuestiones de espacio público, y otras concurrentes, ante las cuales los comuneros solo podemos tener una incidencia a través del Gobierno de la Ciudad. Salud es una competencia concurrente”, aclaró Delfina Velázquez, actual comunera por el Frente para la Victoria. Y remató exponiendo que así como en otros aspectos de la política barrial “esto también tiene que ver con que se aplique la Ley de Comunas”.

Más allá de la gravedad de las situaciones expuestas, los integrantes de la red y los candidatos se mostraron complacidos tanto con el funcionamiento de un espacio que les permite articular en un gran abanico de problemáticas, como ante el hecho nada frecuente de haber reunido para una charla conjunta a dirigentes de ambos frentes políticos, en plena campaña. Gane quien gane en las próximas elecciones, Marcela Perez dejó sentado un pedido: “Lo esencial es que acá ya tenemos un diagnóstico, en nuestro caso trabajamos desde hace 20 años en el territorio. Cada gestión que arranca viene con inquietudes y nuevas propuestas, estaría bueno que esta vez nos consulten y trabajen con nosotros para tomar ese diagnóstico como punto de partida”. ♦

 

(*) Foto de portada: De arriba a abajo y de izq a der: Adrián Rosa (Club Imperio), Vanesa Nasca (Defensoría del Pueblo), Vivian Galar (Red Copello), Marcela Pérez (C. de la Mujer María Gallego), Hernán Tosca (C. de Acceso a la Justicia), Victoria Pugliese (candidata por el F. de Todos), Gastón Fernández (candidato por el F. de Todos), Marcelo Medina (asesor del candidato de Juntos por el C.), Rosana Cordovana (C. de jubilados del club Racing de V. del P.), Carlos Vargas (Prevención en adicciones de GCBA), Adriana Rinaldi (Dirección Gral. de la Mujer), Rogelio González (Unión Comerciantes V. del P.), Nicolás Mainieri (candidato de Juntos por el Cambio), Brunilda Koch (CERMI Salud), Delfina Velázquez (actual comunera por el F. para la Victoria), Mariana Lifschitz (directora Vínculos Vecinales), Pablo Salcito (club Ciencia y Labor), Juan Pedro Gallardo (D. del Pueblo)  Claudia Ferme (directora Cesac 34), José Novoa (Defensoría niños y adolescentes).

 

Red Comuna 11 en Facebook: https://www.facebook.com/redcomuna11/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *