Fiesta en La Paternal: Resurgimiento recibió a los jugadores de Argentinos campeón de la Libertadores ‘85

Clubes en el barrio Destacados

No había un número redondo, pero el Centro Cultural de la calle Artigas se propuso hacer un homenaje a los muchachos que permitieron la llegada del Bicho al pináculo deportivo.

Por Federico Bairgian.

El último viernes 26 de octubre la calle Artigas entre Jonte y Biarritz fue protagonista de una conmemoración más que inolvidable: el espacio cultural Resurgimiento se vistió de rojo y blanco para recibir a los gloriosos campeones de la Libertadores 1985.

Hablamos de Argentinos Juniors, que a 33 años de haber ganado la copa con más prestigio de América volvió ahora a visitar La Paternal. Es que desde ese 24 de octubre en el que los jugadores se coronaron tras eliminar al América de Cali nada volvió a ser igual para quienes vestían esa camiseta. Un club de barrio iría a Tokio para disputar la Copa Intercontinental y enfrentarse a la Juventus en lo que muchos terminaron considerando la final más peleada de la historia. Tras un 2-2 la potencia italiana se quedó con el encuentro en los penales, pero eso no impidió que el Tifón de Boyacá le muestre al mundo un fútbol ofensivo y caracterizado por toques y gambetas.

Durante la cena una gran pantalla de fondo reproducía saludos de figuras como Sergio Batista -campeón mundial en el ‘86 y surgido de Argentinos- y el periodista Enrique Wolff, mientras que en la larga mesa de protagonistas era ocupada por Enrique Vidallé, Jorge Olguín, Adrián Domenech, José Castro, Claudio Borghi, Carmelo Villalba, Carlos Ereros, Miguel Lemme, Renato Corsi, J. J. Lopez, Horacio Peralta, Fermín Valenzuela, Néstor Lorenzo y el hijo de Dely Valdes. Las risas y las lágrimas eran ininterrumpidas.

Entre autógrafos y fotos que pedían los hinchas que pagaron por un lugar junto a sus ídolos, Claudio “Bichi” Borghi, goleador del club en la Libertadores, expresó a Vínculos Vecinales: “A mí me llamaron hace dos o tres semanas para contarme que estaba la posibilidad de juntar a la gente del 85’. Y dije que sí. Hacía mucho tiempo que no veía a los muchachos, que por cierto están grandes, así que llegué ayer desde Chile con mucho entusiasmo por compartir un rato y charlar con esta gente. Estar acá es una alegría enorme y tengo un gran agradecimiento a las personas que hicieron esto, es una caricia al alma después de tantos años. Esta cena me pone un poco nostálgico y al mismo tiempo me da la sensación de que no pasaron tantos años. Es una cosa extraña. Aunque no queramos, el tiempo pasa”.

Fotos gentileza de Natalia Ponce (fotógrafa de Argentinos Juniors)

 

Días de gloria

Hace un mes que el presidente de Resurgimiento, Daniel Saint Hilare, trabaja junto a otros socios del club para que la cena estuviera a la altura del reconocimiento que este plantel merece. “Algunos vecinos me plantearon la idea y la verdad me quedé encantado, porque estos jugadores son ídolos, tanto míos como de muchísimos vecinos”.

Alrededor de 1940 Resurgimiento era un club de bailes que estaba a punto de fundirse. Para que no se lo apodere el gobierno, se fusionó con Argentinos Juniors y automáticamente el lugar comenzó a funcionar como una sede del club. Luego, en 1986, el gobierno lo intercambió por once hectáreas del Bajo Flores en donde hasta hoy se entrenan las divisiones inferiores. A partir de ese momento en el local de Artigas comenzaron a entregarse planes alimentarios familiares, luego fue un colegio con poco funcionamiento y de un momento para el otro permaneció cerrado por casi 17 años. Durante 2001/2002, los integrantes de la asamblea de Jonte y Artigas fueron a la casa del jefe de Gobierno para pedir el lugar y apoyo en el proyecto. A partir de ese momento se formó una asociación civil sin fines de lucro que hasta hoy conduce todo su funcionamiento.  Actualmente Resurgimiento tiene también un centro de Salud (que en la parte delantera del edificio cuenta con 50 médicos que depende del hospital Álvarez), mientras que en el sector de atrás funciona el espacio cultural en el que tanto el Estado como la comisión de vecinos tienen un rol fundamental.

En medio de la noche, todos los jugadores subieron juntos al escenario para recordar anécdotas y agradecer la invitación. La velada concluyó con un sorteo y un brindis que reforzó a la familia de Argentinos Juniors, esa que nunca olvidará la hazaña que puso al semillero del fútbol en boca del mundo. ♦

(Los protagonistas que posaron para la foto que se ve en la portada de esta nota son:  Jorge Olguin, Adrian Domenech, Enrique Viadallé, Renato Corsi, Néstor Lorenzo Claudio Borghi, Fermin Valenzuela, Carmelo Villalba, Carlos Ereros, el hijo de Deli Valdes,Miguel Lemme, Juan José Lopez, Horacio Perlata y  Jose Castro)

Aquí va un videito de la celebración, como regalo para los hinchas del Bicho:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *