Homenaje a Enrique Lifschitz (por Javier Ayi)

Enrique Lifschitz Notas Homenaje

Estimada Mariana: tuve la suerte de conocer a tu papá recién llegados al barrio, alrededor del año 2007. Veníamos de la zona de Paternal y desembocamos en este hermoso barrio. Recién iniciaba mis pasos como psicólogo y psicopedagogo en la zona y lo primero que vi fue un diario barrial que estaba por todos lados, con páginas simples y comentarios o textos muy amenos, lo que me hizo reflexionar y decidirme a poner un avisito, pequeño pero rendidor, en dicho periódico. La mejor sorpresa fue dar con quien lo armaba, repartía y diseñaba todo. Un hombre ya mayor, de unos setenta años, pero con unas ganas y un amor por todo lo que hacía que me asombró.

Así fue que repetí muchas veces ese ritual de la publicación del aviso profesional, y los primeros pacientes de la zona fueron gracias a este señor perseverante y ameno que caminaba el barrio con su ejemplar del diario bajo el brazo. Y con un changuito del cual se valía para distribuirlos y moverse mejor. Pasó el tiempo y después también publiqué en la revista de alguien que resultó ser su hijo… se veía que seguía parte de sus pasos*. Mi mujer es diseñadora gráfica y veía con recelo cómo ese hombre mayor se arreglaba con corazón, pulmón y toda la garra para seguir adelante con su proyecto que traía beneficios a tantos vecinos.

Sólo eso. Palabras de agradecimiento a quien me inició en el ámbito profesional en esta zona y de la cual sigo muy agradecido. Ojalá todos podamos un día irnos dejando una hermosa familia y un hermoso ejemplo de constancia y sacrificio, que haga decir a los demás “¡qué bien la hacía, qué bueno que lo conocí!”. Cómo se lo extraña paseando por el barrio desde temprano… pero qué bueno que pudimos conocerlo y quererlo. Muchas gracias y mi sincero respeto a la familia que sigue con todo amor y coraje su personal y emblemático proyecto.

* Se refiere a la revista Floresta y su mundo, editada por Jorge Lifschitz.

(Javier Ayi es Psicólogo y Psicopedagogo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *