“Si no es zona liberada, es zona abandonada”

Destacados Participación Ciudadana

Comerciantes y vecinos de Villa del Parque reclamaron mayor presencia policial al subsecretario de Seguridad Juan Pablo Arenaza. Le describieron los robos que sufren todos los días, acrecentados en los últimos meses. Las respuestas del funcionario y la pregunta que sigue repicando: ¿pasa la solución por copar la calle de policías?

“Antes teníamos un policía de la Comisaría 41 al que conocíamos y nos conocía. Nos sentíamos cuida­dos, pero a ese policía lo trasladaron y ahora tenemos uno nuevo que no sabe nada del ba­rrio”. “Las calles que rodean la construcción del túnel de Nazca tenían antes circulación de ve­hículos. Ahora están desiertas. Cuando vas ca­minando o en bici es denso… y no hay policías ahí”. “Sufrimos todo tipo de delitos: motocho­rros que arrebatan la cartera, hurto de cubier­tas de autos, entraderas en las casas y hasta robos a comercios con acuchillamientos”. “En Melincué y Nazca robaron en todas las casas”. “Les roban a los estudiantes del ENET 24. El policía que está en la puerta del colegio se va a las diez de la noche, y el horario salida de los chicos es posterior. Entonces tratamos que se vayan en grupo, porque si caminan solos por Campana desde Nogoyá hasta Beiró, los roban siempre.” “Llamás a la policía y tarda 40 minutos en llegar”. “El comisario dice que no le alcanza la cantidad de policías que tiene para cubrir las mil manzanas”. “Se llaman entre co­misarías y se dicen: atendé a este, que te co­rresponde a vos. Tienen un despelote…”. “Los policías que van patrullando parecen robots, no miran la vereda, no paran cuando pasa al­go”. “Los policías que están en la vereda todo el tiempo están mirando su celular”. “Yo estoy de acuerdo con el cambio que proponen. Pero deben prever las consecuencias que va a te­ner, y eso no lo que están haciendo.” “Se agra­va no solamente por la situación del país, sino por la situación particular de Villa del Parque”. Fueron esos los reclamos que un grupo de veci­nos, convocados por la Unión de Comerciantes de Villa del Parque, hicieron al subsecretario de Seguridad del gobierno de la Ciudad, Juan Pablo Arenaza, quien el último 9 de octubre se acercó hasta el primer piso del bar La Unión -en Cuenca y Nazarre- para escucharlos. El funcionario tomó nota, explicó el trabajo que se está haciendo y prometió que pronto dará una respuesta.

“Villa Retiro”

Hay tres hechos que, según describieron los vecinos, suceden en forma simultánea y se conjugan para magnificar el problema de se­guridad en el barrio. El primero es la construc­ción del viaducto que se extiende a lo largo de 600 metros sobre Nazca y cruza por debajo de las vías del ferrocarril San Martín, desconec­tando esa trama de calles que carecen de la suficiente presencia policial.

El segundo tiene ver con la interrupción de ese ferrocarril, que por las obras de elevación en­tre Palermo y Paternal hoy está llegando so­lamente a Villa del Parque, convertida transi­toriamente en terminal. “No es más Villa del Parque, es Villa Retiro”, habían clamado ya algunas voces en la última reunión con el vi­cejefe de gobierno Diego Santilli. Y esta vez el reclamo volvió a repetirse con fuerza: “la diná­mica del movimiento de gente -señalaron- es completamente distinta”. El último es la rees­tructuración de las comisarías que se imple­mentó el pasado 1 de julio y que redistribuyó las manzanas que le corresponden a cada una, dejando una amplia zona aparentemente des­protegida.

 

De izquierda a derecha: Juan Pablo Arenaza (Subsecretario de CABA), Rogelio González, Elisabet Piacentini y Silvia Shocron (presidente, visepresidenta y secretaria de la Unión de Comerciantes de Villa del Parque) y el rector del ENET 24.

Las respuestas

Sobre la confusión respecto a las comisarías, Arenaza dejó en claro que uno puede denun­ciar en la comisaría que prefiera más allá de lugar donde sucedió el hecho, porque el siste­ma de carga tiene conectada a toda la ciudad. “Ningún comisario puede decir: no nos toca a nosotros”, afirmó. “Y cuando se siente riesgo -dijo- hay que llamar al 911”.

También informó que a partir del 2019 los po­licías no podrán tener más su celular personal mientras están en servicio, y que el teléfono que les dan para su trabajo no permite instalar whatsapp ni redes sociales.

Desde el Gobierno de la Ciudad, vía mail en­viado a los vecinos que participaron de la reu­nión, se comprometieron a: “aumentar la pre­sencia policial en la zona, pedir una auditoría del patrullaje nocturno, analizar los temas re­lacionados con la seguridad en zona de obras y de la gente intimidante que deambula por el barrio y acercar las denuncias, pedidos y su­gerencias a las autoridades correspondientes de cada área”. ♦

Leer también: http://vinculosvecinales.com.ar/sumar-policias-o-promover-la-inclusion/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *