COMERCIOS EN LOS BARRIOS. Por una Ley de Emergencia para Pymes.

Pocos días atrás, el lunes 18 de junio, un grupo de asociaciones de comerciantes y empresarios pymes presentaron en la Legislatura porteña un proyecto de Ley llamado “Ley de Emergencia Pyme”, en el que propusieron una serie de medidas para evitar el cierre de pequeñas empresas y comercios ante la inminente crisis económica; y pensando también a futuro, en el largo plazo.

PARA SEGUIR SOÑANDO.

Seguramente todos han visto una publicidad del Banco Ciudad cuyo slogan es “Te quiere ver crecer”. Ese slogan es acompañado por varios personajes urbanos típicos (jóvenes y adultos, mujeres y hombres) que van enunciando sucesivamente cuál es su sueño. Entre ellos se escucha la voz de una mujer que dice “mi sueño es levantar todos los días la persiana de mi negocio”.

Miles de personas en toda la ciudad sin duda se sienten identificadas con esa frase: un día invirtieron su capital y sus sueños en un local, abrieron un comercio con la intención de transformarlo en el medio de vida para su familia, de trabajar para que el barrio los reconozca y que los vecinos sean sus clientes. ¿Pero sólo depende de ellxs el éxito de su empresa?

Para hablar del tema, entrevistamos a Arturo Stabile, quien es propietario de dos vinotecas en la zona llamadas “Tiempo de sabores” (una en Devoto y otra en Villa Real) y también de una distribuidora de productos alimenticios en Lugano.

Arturo Stabile, en su restaurante y vinería de Devoto.

Una mañana bien temprano, pocos días antes que dicha presentación en la Legislatura ocurriera, visitamos a Arturo en su local de Devoto. Entramos en un elegante restaurante situado en la esquina de Asunción y Chivilcoy. Había algunas mesas ocupadas por gente que desayunaba y conversaba animadamente, que, a juzgar por su apariencia, luego se dirigirían a sus trabajos en oficinas cercanas. A pesar de estar rodeados de vitrinas con vinos finos, en el aire acompañaba el olor a café.

ARTURO STABILE: Hay algo que pensaba el otro día: el sector pyme siempre acompaña, acompañamos la política de precio transparente, acompañamos casi sin chistar el aumento de tarifas, acompañamos el aumento de costos sin trasladarlo totalmente a nuestros precios (lo cual impactó en nuestra rentabilidad). Y la verdad que cuando estábamos esperando que ese esfuerzo diera el fruto que nos decían que iba a dar, lo que tenemos por delante es un escenario de recesión.

Entonces, además de prestar atención al tema macroeconómico, al tema financiero, hay que prestar atención a cómo impactan las distintas variables en los comercios y en las industrias pyme, que son el verdadero motor de desarrollo de los países (y lo digo sin ninguna duda).

VV: ¿Por qué decís que es tan importante el sector pyme? ¿Por qué el gobierno debería atender prioritariamente a su problemática?

Pensemos en la famosa idea del derrame. Si a mí me va bien yo contrato al contador del barrio, contrato al pintor del barrio, contrato a empleados que son de la zona, entonces automáticamente hago ese derrame del que siempre se habla en economía. Si Jumbo hace una obra, la hace con una constructora que se llama Sudamericana, que es chilena. Yo no digo ni que está bien ni que está mal, pero es otra dinámica económica. Y su estudio contable no está acá, está en otro lugar, entonces me parece a mí que hay que ponerse a pensar en esto.

Te puede interesar
  Deslizándose en “la Roffo”

Y en la ciudad de Buenos Aires el 90 % de las empresas son Pymes. Hay algunas cadenas en hotelería o en gastronomía, y está el sistema financiero, pero en el resto de los rubros la mayoría son empresas pymes.

Yo creo que ningún gobierno hasta ahora ha tenido la confianza plena de desarrollar una política para las pymes. Yo creo que no nos tienen fe a los empresarios nacionales, que no confían en nosotros, no confían en que nosotros podemos revertir la situación económica.

VV: ¿Y cuáles son las dificultades que enfrentan las pymes que el gobierno debería atender?

Hay una variable que nos hace bastante ineficientes a los industriales Pyme que es la presión impositiva. De 100 $ que entran en este comercio, 47 $ se los lleva el Estado.

Podemos decir que los jeans son más baratos en Chile, pero si vos sacás los costos de fabricación puros (mano de obra y tela), valen casi igual acá que en el resto del mundo. Cuando vos le empezás a agregar la carga impositiva, entonces ese producto se transforma en invendible.

VV: O sea el problema es la carga impositiva. Ni el costo de la mano de obra ni el de la materia prima.

Claro. La carga impositiva que se suma en toda la cadena, desde la fábrica hasta el comercio. Entre impuestos internos nacionales, provinciales y municipales hay 94 impuestos que se cargan sobre todos los productos que vos consumís. Los más conocidos son el IVA, Ganancia e Ingresos Brutos. Pero también tenés tasas.

Un ejemplo: nosotros tenemos que pagar un plano de evacuación que se renuevan una vez por año, que vale alrededor de 6000 $. Nosotros propusimos que la renovación de los planos de evacuación sea necesaria sólo si se hace una obra en el comercio, si se cambia de lugar una puerta… Si no se cambia nada, el plano que marca la salida es siempre el mismo, ¿por qué tengo que renovarlo todos los años? Eso tal vez no se vea, pero también impacta en el costo del funcionamiento del negocio. Otro ejemplo: Si la carga del matafuegos dura dos años, ¿por qué hacer una carga anual? Como esos dos ejemplos, hay un montón de otras cosas que pagamos nosotros que la verdad que se podrían evitar.

Todo esto sin contar el aumento de los servicios, que para nosotros son tan necesarios como la materia prima: la energía eléctrica y el gas. Y el aumento de los combustibles. Cada una de las cosas que llegan a los comercios llegan a través de un servicio de camiones o de camionetas, con lo cual cada vez que aumenta el combustible eso se carga sobre los precios.

Te puede interesar
  Vacaciones de invierno

VV: ¿Entonces cuál es la propuesta de ustedes?

Nuestra propuesta es para la Ciudad de Buenos Aires:

  • Que se disminuya un punto el Ingreso Bruto (ahora es entre 3 y 5 según la actividad, pero generalmente es el 3);
  • Tener algunas herramientas financieras a través del Banco Ciudad, como créditos a tasa 0 por 24 meses, para poder paliar la emergencia.
  • Que haya créditos a nuestros clientes: que las tarjetas de crédito bajen la tasa de interés y los servicios que cobran;
  • Que el GCBA privilegie el “compre pyme” cuando hace sus compras;
  • Que por 24 meses no haya más descuento anticipado de Ingresos Brutos. Nosotros en cada factura que pagamos nos descuentan anticipadamente el IB, que recuperamos cuando vendemos la mercadería. Pero mientras la mercadería está acá en la estantería, yo ya pagué una parte del IB, y el producto lo tengo acá. Si yo contara con ese dinero que está como crédito fiscal, podría hacer alguna inversión o gastarlo.
  • Sabemos que no es con una sola ley que se puede resolver esto. Es tan dinámica la producción y el comercio que todas esas leyes necesitan revisiones periódicas y adaptaciones. Por eso también proponemos la creación del Instituto Pyme o el Observatorio Pyme, una mesa donde participen todos, donde se vaya monitorieando la actividad económica Pyme en la ciudad.

VV: ¿Quiénes están impulsando este proyecto de Ley?

Esta es una idea de un grupo de legisladores y de un grupo de entidades, entre las que está la que presido yo (Comerciantes de Lugano y el Riachuelo), también participa el Movimiento de Empresarios Nacionales, el Movimiento Cooperativo, algunas entidades gremiales… pero más allá de las entidades, somos agentes de la economía real que estamos viendo que en la Ciudad de Buenos Aires hay que plantear esta discusión.

Hay países donde se desarrollan las pymes mucho más fácilmente. Siempre el ejemplo italiano es el más difundido… En Italia una pequeña empresa que fabrica Muzzarella puede venderle a todo el Mercado Común Europeo y acá Sancor no le puede vender a ninguno de los nuestros, ni siquiera le puede vender a Bolivia que es un vecino. Hay algo que está pasando en la producción que no nos permite despegar.

Hasta ahora los distintos gobiernos no nos han dado a los empresarios pyme la posibilidad de demostrar el potencial que tenemos.

VV: ¿Cuál es el camino que van a seguir una vez presentado el proyecto de Ley?

No queremos que sea una discusión que se dé en el marco de disputa partidaria, sino que se dé en el marco de lo que es la Legislatura, que es la casa de la democracia, y es donde tenemos que ir a discutir estas cosas. Por eso la vamos a presentar en todas las Comisiones y vamos a hablar también con el oficialismo, para que entienda esto que estamos pidiendo. ♦

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *