Centro Cultural La Paternal

Tiene su sede en la escuela La Pampa, de Villa General Mitre. Un espacio con una impronta particular dentro de la oferta del Programa Cultural en Barrios.

Tiene su sede en la escuela La Pampa, de Villa General Mitre. Un espacio con una impronta particular dentro de la oferta del Programa Cultural en Barrios.

Centro Cultural La Paternal

Tiene su sede en la escuela La Pampa, de Villa General Mitre. Un espacio con una impronta particular dentro de la oferta del Programa Cultural en Barrios.

En el 2002 se mudó a la escuela La Pampa de Villa General Mitre un centro cultural cuyo nombre es el del vecino barrio La Paternal. Llegó como parte del Programa Cultural en Barrios. Programa con casi cuarenta años de historia, creado con la vuelta a la democracia, en un intento de generar espacios democráticos para vivir la cultura y fortalecer los lazos sociales. Hoy existen 36 centros distribuidos en la Ciudad que ofrecen actividades de iniciación, formación y producción artística en distintas disciplinas. Todas las propuestas son gratuitas.

En el Centro Cultural La Paternal funcionan más de 30 talleres para todas las edades. Hay teatro, circo, literatura, danzas, percusión, yoga, expresión plástica, entre otros. La mayoría son presenciales, aunque han quedado algunas propuestas virtuales, aciertos de pandemia.

Una clase de expresión plástica para adultos. La propuesta: trabajar con herramientas no convencionales (ni lápiz ni pincel sino ramitas, hilos, plásticos, semillas y alambres).

Con objetivos claros

Egle Almada es la coordinadora. Tiene una amplia formación en teatro y su historia personal se entrelaza con la del Centro. Vivió en el exilio en México durante la última dictadura militar y a su regreso fue convocada para armar un centro cultural, el que es hoy “La Paternal”. Al principio funcionó en su casa (en barrio que le dá nombre), después en la escuela cooperativa Fishbach (de Juan Agustín García y Boyacá), y por último en la escuela pública La Pampa (de Caracas y Gaona).

– ¿Qué objetivos definen la oferta de este Centro?

– Egle: Fueron variando según las épocas. Nosotros estamos muy atentos a lo que sucede, al momento histórico. Al principio nuestra propuesta era poner en valor a las culturas silenciadas, la afrodescendiente y la de los pueblos originarios. Luego, nos dimos cuenta que no convocábamos a los jóvenes. Entonces agregamos talleres de percusión, danza afro, hip hop, circo. El circo te da varias cosas, es más liviano a la hora del encuentro y genera un rigor que te da una ley interna. Y propone trabajar en grupo, el circo es familia. También tenemos teatro, ¿por qué? porque el teatro te permite leer, tener comprensión de texto y buscar adentro tuyo, que se activen las partes que desconocés y que no sacás al ruedo. También tenemos taller literario, que este año fue muy loco, fue masivo, me encantó.

Te puede interesar  Una tela donde limpiar el pincel

“Los Centros culturales barriales no son espacios de arte únicamente, también son lugares de encuentro. El arte es como un gran espejo para poder ver y luego trabajar cada uno con su propio laboratorio; el arte tiene que liberar, no adoctrinar. Nosotros continuamos esa línea.”

Dinámica de los talleres

Actualmente participan en las actividades del centro cultural más de 1000 personas de todas las edades. La franja etaria mayoritaria es la de 20 a 40 años. Los talleres tienen una frecuencia semanal. Pero desde el Centro proponen asistir a más de un taller para que la formación sea integral. Para facilitarlo, los talleres que son complementarios (por ejemplo, disciplinas vinculadas al circo), se ofrecen en días y horarios que se puedan combinar.

En cuanto a la oferta destinada a niñas y niños se redujo en los últimos años porque, cuenta Egle, “no siempre están garantizadas las condiciones para su abordaje”. A veces no cuentan con la cantidad de docentes necesarios o con la posibilidad de articular con efectores de salud para hacer las intervenciones específicas que la infancia puede requierir.

«El taller de los viernes», un dia de encuentro con lxs chicxs y sus familias.

Hay talleres que son anuales y otros cuatrimestrales, cuya inscripción (on line) abre en julio. Para ingresar a los anuales recomiendan esperar al próximo año, aunque si alguien quiere comenzar ahora hay cierta flexibilidad, dependiendo de la disciplina y la trayectoria de la persona.

Además, el Centro Cultural todo el tiempo está organizando actividades por fuera de los talleres. “El mes que viene un grupo de teatro va a  dar funciones en bares de la zona. Tenemos encuentros literarios. Ahora vamos a hacer una varieté. También laburamos mucho en la plaza”, enumera Egle la variedad de proyectos que despliegan.

Te puede interesar  Con las manos en la arcilla
Taller de Lengua de Señas. Las participantes se ponen máscaras para evitar caer en la tentación de mover los labios para comunicarse. El profesor de Lengua de Señas es también profesor de magia en otro taller del Centro Cultural.

– ¿Como vivís el trabajo cotidiano de coordinadora de “La Pater”?

– Egle: Yo lo amo, no es un trabajo, es una militancia. Yo creo en el ser humano, sé que podemos ser mejores, en la medida en que seamos libres y podamos elegir. Me parece que hoy más que nunca necesitamos poder ver todo nuestro potencial porque es un mundo muy limitante, sobre todo de tu proyección a futuro. Siento que  los que trabajamos acá no lo hacemos solo por el sueldo. También nos retroalimentamos con la gente que viene, estamos todo el tiempo con seres vivos en un lugar de igualdad y de encuentro. El desafío es la creatividad. La gente tiene que acercarse a espacios de creatividad porque es la mejor herramienta. Y también aprovechar y adueñarse de la oferta pública.♦


Centro Cultural La Paternal
Dirección: Caracas 1249
Horario: Lunes a viernes de 18 a 21 hs y sábados de 10 a 13 hs.
Instagram: @c.c.lapaternal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *