La Termomecánica

Un nuevo centro cultural anida entre la maquinaria de una vieja planta industrial en Villa del Parque.

Un nuevo centro cultural anida entre la maquinaria de una vieja planta industrial en Villa del Parque.

La Termomecánica

Un nuevo centro cultural anida entre la maquinaria de una vieja planta industrial en Villa del Parque.

Ariel Bercovich es psicólogo y Diego Barmat productor audiovisual. Su amistad echó raíces en la infancia, cuando ambos iban al club Hebraica. Uno criado en Villa Crespo, el otro en Almagro, hoy juntos hacen sinergia para dar vida a este proyecto cultural en una calle tranquila de Villa del Parque.

Entre la herencia y el deseo

Ariel tenía una abuela que se llamaba Feigue Kuszniecki. Ella dirigía la fábrica “Termomecánica Adiabatic” cuando él era un niño y se pasaba largos ratos rondando entre los operarios y la maquinaria. La mujer administró la empresa familiar “con naturalidad”  –cuentan en un posteo de instagram de @la.termomecánica– durante cincuenta años, desde que la prematura muerte de su marido la puso en ese lugar hasta que su propia salud “comenzó a resquebrajarse” a fines del 2019.

Desde los años 60 en esa planta se producían torres de enfriamiento de agua e intercambiadores de temperatura, máquinas requeridas por la industria plástica. El ocaso de la fábrica coincidió con la pandemia y “hacia finales del 2021 los descendientes pusieron en marcha el desarme”.

“Décadas de historias se sienten en el aire. Se plasman en retazos, en hierro oxidado, en aceite industrial, en toneladas de papeles y fotos. La transformación es inminente. La disyuntiva: mutar o vender. Se sueña mutar y se elige”, escriben en su red social estos herederos con sensibilidad poética.

Diego Barmat y Ariel Bercovich, los amigos que se asociaron para transformar a La Termomecánica en un centro cultural./ Foto: Milagros Chiara (@paternalcultura).

La transformación

Hace justo un año, en abril del 2022 el espacio abrió las puertas por primera vez con su nueva identidad. Techos altísimos y gruesos muros, recovecos por todas partes y objetos cargados de historia: un escenario cautivante para gestar cultura.

Te puede interesar  La plaza colectiva

Solistas y bandas han ido a tocar su música en vivo en La Termomecánica. La agenda 2023 se va armando. Una noche al mes la @navedejuegos organiza la velada: ponen a disposición de los participantes juegos de mesa, de rol, de magia, consolas y ping pong; otra noche está reservada para “La termopeña”, con empanadas, vino y mucho baile.

El espacio está disponible para artistas o artesanos que necesiten una sala para dar sus talleres. También se alquila como locación para producciones fotográficas y rodajes.

Hacia adelante

La fachada aún no da pistas sobre lo que sucede en el interior. Los socios dicen que tal vez cuelguen una cartelera junto al portón o tal vez pongan un buzón para que vecinos y vecinas puedan dejar escritas sus propuestas y sugerencias.

Algún día Ariel y Diego esperan poder dedicarse tiempo completo a La Termomecánica. Por lo pronto, en el corto plazo fijarán un horario diario en el que amigxs y vecinxs sepan que pueden ir cuando quieran a tomar algo y compartir un buen rato. La próxima invitación es el 22 de abril, día en que habrá una “Feria de ilustradoras”, un evento a puertas abiertas, ideal para darse una vuelta y conocer el lugar. ♦


La Termomecánica
Bolivia 2329 y Biarritz
Instagram: @la.termomecanica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *