La hora del mural

Monte Castro verá renacer su obra plástica “La familia”, en la entrada de la Galería Jonte. Tras años de olvido, fue anunciada su restauración.

¿Cómo sería caminar por Jonte al 4700 cuando la galería comercial de mitad de cuadra fue inaugurada? En el año 64, cuando Juan Manuel Sánchez pintó en la entrada un mural al que tituló La familia, ¿qué tipo de comercios habría? ¿Qué pensarían los vecinos que lo veían delinear, subido a una alta escalera, esas figuras humanas, con un aire al Picasso cubista, con colores ocres, con un fondo fabril?

Mural La Familia, de Juan Manuel Sánchez, previo al trabajo de restauración.

Cincuenta y ocho años después, allí mismo, en un evento convocado por Patrimonio Histórico de la Ciudad, una mujer frente a un micrófono detalla a los presentes el estado del mural:

“Tiene mucha suciedad, además de polvillo tiene mucho hollín; le han instalado una luminaria en el centro que las palomas usan para posarse, entonces también está sucio por sus deyecciones” –la que habla es Ana Morales, integrante del Centro Tarea, el principal Centro de Restauración de Latinoamérica, dependiente de la Universidad Nacional de San Martín.

Ana Morales, restauradora, integrante del Centro Tarea de la UNSAM. / Foto: Gabriel Varela

“En segundo lugar –continúa– algo muy notorio son los faltantes que tiene el mural: han hecho una suerte de hueco, de perforación, que ha llevado a la pérdida de la cara de una figura femenina, allí arriba a la izquierda”, dice y señala la obra que ella y su equipo se disponen a restaurar.

“Otras mermas tienen que ver con perforaciones por tarugos, tornillos, clavos, que suponemos se deben a que han colgado cartelería, y que también van a ser removidas”, agrega.

El artista y su tiempo

¿Quién era Juan Manuel Sánchez? ¿Qué lo llevó a pintar la imagen de una familia obrera en un paseo comercial de un remoto barrio porteño?

“Él tenía la intención de interpelar al transeúnte común, al contrario de lo que era habitual en el mundo del arte, que él veía sesgado, alejado de las mayorías populares”, expone el investigador de la UNSAM Ignacio Soneira a los vecinos reunidos allí en la entrada de la galería, el mediodía en que se anuncia al barrio la puesta en marcha de la restauración.

Ignacio Soneira, investigador, integrante del Archivo Carpani, de la UNSAM / Foto: Gabriel Varela

Sánchez pertenecía al Grupo Espartaco, un colectivo de artistas plásticos comprometidos con la lucha por la justicia social, en un período en que esta lucha sensibilizaba a la mayoría.

Soneira repasa el contexto histórico del año en que el mural fue pintado: “En 1964 el Movimiento Peronista Revolucionario hace su aparición en Argentina; se arma el primer intento de un foco guerrillero en Orán, Salta; también en ese año se termina de reunificar la CGT con un plan de lucha que planeaba la ocupación de calles y la toma de fábricas; el retorno frustrado de Perón a la Argentina fue otro hecho muy movilizante del 64.”

Te puede interesar
  Teatro Comunitario

El académico investiga la historia social y el arte que el grupo Espartaco desarrolló, en el marco de un proyecto de la UNSAM llamado Archivo Carpani. Ricardo Carpani fue el artista con el que Juan Manuel Sánchez produjo gran parte de sus murales. Uno que todavía se conserva, por ejemplo, lo pintaron juntos en el año 57 en la Galería 9 de Julio.

Patrimonio de todos

Que haya llegado el día en que esta joya pictórica abandonada en un centro comercial de barrio sea restaurada, tiene que ver con el reclamo sostenido de algunas vecinas que integran la Junta Histórica de Monte Castro.

Una de ellas, Leticia Maronesse, era Secretaria General de la CPPHC (Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico y Cultural). Desde ese rol logró en el año 2008 que La Familia fuera incluido en una selección de ocho murales del Grupo Espartaco que serían declarados Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires, mediante la sanción de la ley 3677. Y en el 2011, también gracias a su gestión, se los incluyó en un catálogo de murales protegidos que necesitaban ser restaurados.

Leticia Maronesse (micrófono en mano ) y Rossana Castiglioni (a la derecha), ambas integrantes de la Junta Histórica de Monte Castro. A la izquierda de la foto: Mauro Pedone (presidente de la Comuna 10) y Emiliano Michelena, Secretario General de la Comisión para la Preservación del Patrimonio Cultural de Caba. / Foto: Gabriel Varela

Desde entonces, otra integrante de la Junta, arquitecta especialista en patrimonio cultural y asesora de la Gerencia de Patrimonio del GCBA, Rossana Castiglioni, fue siguiendo de cerca el expediente. Cada reclamo que desde la Comuna 10 llegaba a la Gerencia solicitando la puesta en valor del mural, ella se aseguraba que sea respondido.

La suerte quiso que a principios del 2020 se hiciera cargo de esta área del Ministerio de Cultura Emiliano Michelena, un hijo de Monte Castro.

La irrupción de la pandemia impulsó al funcionario a trazar un plan para revitalizar el bagaje cultural de barrios no abordados habitualmente desde la perspectiva patrimonial, comenzando por Flores y Monte Castro.

La iniciativa, bautizada como “Mi barrio – Mi patrimonio”, ofreció la oportunidad ideal para volver a poner sobre la mesa la restauración del mural de Sánchez, que acumulaba varias solicitudes previas.

Te puede interesar
  Violencia de género: una salida a través del arte

El proyecto entonces comenzó a tomar forma. Se sumó la Sociedad Central de Arquitectos solicitando un Mecenazgo, la Fundación Santander aportó el dinero y el Centro Tarea de la UNSAM asumió el compromiso de la restauración.

Emiliano Michelena. Durante su gestión como Director General de Museos, Patrimonio y Casco Histórico de Caba impulsó la restauración del mural La Familia. / Foto: Gabriel Varela

El mural y después

“El trabajo sobre este mural esperamos que sea un puntapié para activar la vida cultural del barrio”, anuncia Emiliano Michelena al medio centenar de montecastrenses reunidos en la entrada de la galería Jonte. “Vamos a acompañarlo con actividades de reconocimiento y visitas guiadas”, añade.

– La intención de la Asociación de Comerciantes, que yo represento, es que todo el alumnado de las escuelas del barrio venga a conocer el mural cuando se lo inaugure –interviene Mary Ribaudo, desde el público.

Mary Ribaudo, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Monte Castro. / Foto: Gabriel Varela

Michelena celebra el aporte de la Asociación de Comerciantes e invita a toda la comunidad a acercar propuestas. Anuncia también que, en una segunda etapa, el Ministerio de Cultura planea generar nuevos murales en el barrio trabajando con artistas reconocidos, en conjunto con vecinos que propongan qué quieren que se cuente en esas obras.

– Ya que están trabajando puntualmente con este barrio, ¿piensan revitalizar al Teatro San Pedro? –aprovecha la oportunidad para hacer el reclamo una vecina llamada Liliana–. La verdad que es un pecado, con lo alejado que estamos nosotros del circuito cultural, que haya semejante estructura en Monte Castro y no se la use –insiste.

El funcionario le responde que es posible armar una mesa de discusión sobre qué hacer con el cine en el marco del programa de “Mi barrio-Mi patrimonio”.

“Que los proyectos nazcan de los vecinos a nosotros nos da mucha más legitimidad para ir a pelearlos”, expresa, invitando a los presentes a participar: “Todo lo que se les ocurra a ustedes que pueda ser de interés, estamos acá para que nos lo digan y lo construyamos juntos”. ♦


Foto de portada: Viernes 13 de mayo de 2022. Funcionarios de Patrimonio Histórico, docentes y estudiantes de la UNSAM, integrantes de la Sociedad Central de Arquitectos, miembros de la Junta Histórica de Monte Castro, el Jefe Comunal y varias decenas de vecinos y vecinas se congragaron en la la galeria para compartir el anuncio de la puesta en marcha de la restauración del prestigioso mural./ Foto: Gabriel Varela.


Para más información, escribir a:
proyectomontecastro@gmail.com
Instagram: @patrimonioba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.