Cuando la vida del club sucede afuera del club

Darío “Bondiolita” Stefanatto, Hernán Toro y Omar “Pelusa” González cuentan cómo se vive la cuarentena en All Boys.

Un jugador, un dirigente y un socio muy activo cuentan cómo vive la cuarentena el club más amado de Floresta

Si fuera un sábado normal Hernán Toro estaría en el club, yendo y viniendo para que el partido que en esa fecha se juega de local, se haga ordenado y sin dejar detalles al azar. Pero hoy no hay fútbol, en la cancha no rueda la pelota y lo único que va y viene son los mensajes de whatsapp.

Darío “Bondiolita” Stefanatto sigue con el short blanquinegro puesto, pero el vestuario está un poco cambiado, esta vez se parece mucho al living de su casa y la hinchada solo se reduce a su familia. Extraña su segundo hogar, pero sobre todo su segundo patio, donde la música de fondo tiene más pasión que ritmo.

A diferencia de los demás, a Omar “Pelusa” González la pandemia sí lo empuja a salir de la casa.  Como presidente de All Boys Solidario está atrás de la gran tarea que esta rama del club viene haciendo por la comunidad.

Un mediocampista en cuarentena

“Bondiolita” vivía solo en una casa con un patio a unas cuadras del club, pero desde el primer día del aislamiento obligatorio invitó a sus padres a que se mudaran con él, así le resulta más fácil poder cuidarlos y evitar que salgan. Aunque tratándose de gente inquieta y con salud, no le resulta tan fácil.

¿Cómo está atravesando el plantel de All Boys estos días?

Darío Stefanatto: La primera sensación que tenemos los jugadores es de incertidumbre, estamos dejando pasar el tiempo y esperando saber qué va a ocurrir con el torneo, qué va a pasar con los entrenamientos, con nuestra vida habitual, y por ahora esa información no llega.  Mientras tanto, yo entreno a la mañana y a la tarde y así se hacen más llevaderos los días. Mi casa es relativamente grande, tengo espacio en el patio, cuento con una cinta y me alquilé una bici para hacer spinning. Además, tengo mancuernas, la soga para saltar y bandas elásticas. Mis viejos también aprovechan a entrenar un poco y eso les sirve para despejarse.

¿Cómo trabaja el cuerpo técnico a la distancia?

DS: Nos dieron una rutina de entrenamiento básica que se puede hacer con poco peso, es decir, con pocos materiales y con un mínimo de espacio. Claramente no es lo mismo que entrenar en el espacio y con los materiales que estamos acostumbrados, en mi caso no me puedo quejar porque cuento con un buen lugar, pero no es el caso de todos, los que tienen menos espacio se basan mucho más en las rutinas que nos mandó el profe.

Te puede interesar
  Otra forma de ser hincha

Sostener al club

En un spot que circula en redes sociales Darío le habla a los hinchas: “En este partido que nos toca jugar te necesitamos más que nunca, cuidate, cuidá a tu familia y ayudá al club a salir adelante”, les dice el ídolo mirando a cámara. El objetivo del video es convencerlos de que paguen la cuota por débito automático. “Es un spot que hice con gusto, que me costó bastante como actor, pero espero que haya servido para convencer a un par de socios más y poder ir tapando las urgencias”.

Hernán Toro, vicepresidente de All Boys, cuenta que la mayor pérdida económica se da por el dinero que dejan de recaudar en efectivo por ventanilla. “Nosotros tenemos una gran masa de gente que es socia de la cancha solamente, entonces como no hay fútbol no está yendo a pagar la cuota, esos hinchas son los que tienen que entender que el club sigue afrontando sobre todo el pago de salarios, que es la parte más importante de derogación de dinero y también el compromiso mayor”, explica el dirigente. Ante esta realidad el club lanzó una campaña por redes sociales (de la que forma parte el spot de Darío) para pedir a los socios que se adhieran al débito automático y paguen la cuota por ahí. “Es la única forma que tenemos hoy de hacerle frente a este desastre que se está viviendo”, asegura Toro sin ocultar la gravedad de la situación. Como estímulo, el club ofrece un boucher de descuento para compra de indumentaria a cambio del pago por débito.

¿Desde el Estado les están ofreciendo algún tipo de ayuda?

Hernán Toro:  Por ahora no pero sí se está dialogando para conseguir algún apalancamiento, como sucede con las pymes, porque la realidad es que el día a día de los clubes como All Boys, Vélez o Argentinos Jrs, es muy similar al de una pyme, en cuanto a la cantidad de empleados y las obligaciones a las que tiene que hacer frente.

Te puede interesar
  Los amigos del callejón

También la AFA en todo momento se encontró predispuesta a ver de qué manera puede ayudar a los clubes del ascenso; eso en gran parte hay que agradecérselo a Marcelo Achile, presidente de Defensores de Belgrano y muy cercano al presidente de AFA, que se está encargado de unir los intereses de todos los clubes en pos de conseguir este tipo de ayudas que tanto necesitamos.

Solidaridad, ante todo

Días atrás, el 15 de abril, All Boys recibió el reconocimiento de “Embajada de la paz” y Omar “Pelusa” González, presidente de All Boys Solidario, el título de embajador. El galardón le fue otorgado por la ONG Mil Milenios de Paz en un evento que se llevó a cabo en el Senado de la Nación.

En el contexto de la pandemia, esta rama del club viene trabajando duro. Llevan entregados 11.400 barbijos, 2200 guantes, un número estimado de 270 camisolines y otro tanto de botas. “La campaña de los barbijos la lanzamos los primeros días de marzo; fue fundamental la donación de muchísima gente que compraba tela por metro y nos la acercaba”, cuenta Omar González. Hospitales de Corrientes y Buenos Aires fueron los destinatarios de los insumos para el cuidado sanitario. “El día 22 de abril puntualmente le entregamos en mano al personal del hospital Vélez Sarsfield y del Argerich.”

La gente de All Boys Solidario también entregó 8500 kilos de alimentos y, en los días de Pascua, 800 roscas. Los destinatarios fueron comedores comunitarios de Corrientes, Salta, Jujuy y las localidades de Mercedes y Luján en la provincia de Buenos Aires. La logística de la entrega se realizó junto con Gendarmería Nacional. Ahora se encuentran preparando “viandas solidarias” que entregarán el 1 y 2 de mayo a los vecinos que las soliciten (solo tienen que acercarse al predio Fernando Sánchez, en Chivilcoy 1951, de 12.30 a 14.30 llevando una bandeja o un taper).

“Todo esto sería imposible sin el trabajo de las voluntarias María Cecilia Langan, Malena Del Giudice, Evangelina Landabru, Fernanda Aguirre (estas últimas, presidenta y vice de All Boys Integrado, respectivamente) y un montón de colaboradores más. También fue muy importante Cáritas Arquidiocesana, la institución que donó la última partida de alimentos que entregamos”, remarca Omar, dejando en claro que la solidaridad es siempre un esfuerzo colectivo. ♦

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *