Quién educará a los más chicos

Nuevas restricciones en el ingreso a la formación docente de nivel inicial ponen en alerta a la comunidad educativa de los profesorados. En el Instituto Juan B. Justo, de Villa del Parque, realizaron un semaforazo y clases públicas.

Nuevas restricciones en el ingreso a la formación docente de nivel inicial ponen en alerta a la comunidad educativa de los profesorados. En el Instituto Juan B. Justo, de Villa del Parque, realizaron un semaforazo y clases públicas.

Quién educará a los más chicos

Nuevas restricciones en el ingreso a la formación docente de nivel inicial ponen en alerta a la comunidad educativa de los profesorados. En el Instituto Juan B. Justo, de Villa del Parque, realizaron un semaforazo y clases públicas.

Algo tan básico como el calendario viene dando traspiés en los Institutos de Formación Docente de Caba. Parece una cosa menor entre tantos grandes problemas educativos. Sin embargo, desde los profesorados alertan que en esas fallas se juegan asuntos grandes.

Una semana antes de la fecha en que debiera haber abierto la inscripción al segundo cuatrimestre, 10 de los 12 profesorados que dictan la carrera docente de  nivel inicial, fueron informados, por el Ministerio de Educación de la Ciudad, que no abrirían la inscripción para nuevos ingresantes. Entre esos diez está el Juan B. Justo, de Villa del Parque.

Una semana antes de la fecha en que debiera haber abierto la inscripción al segundo cuatrimestre, 10 de los 12 profesorados que dictan la carrera docente de  nivel inicial fueron informados, por el Ministerio de Educación de la Ciudad, que no abrirían la inscripción para nuevos ingresantes.

“El Juanbe”

Como Instituto de Enseñanza Superior, el Juanbe –así lo llaman con cariño sus estudiantes y profes–  tiene todos los niveles: inicial, primario, secundario y terciario. Unos y otros están unidos por una convivencia que busca permanentemente crear lazos. “Vos le preguntás a cualquier alumno del Juanbe y te va a decir lo mismo. Hay algo de cómo uno se siente en el aula, el trato que te dan los docentes, el trato que te da toda la comunidad, que genera un sentido de pertenencia que es muy lindo”, asegura Milena, una estudiante de segundo año del profesorado, que también cursó allí el secundario.

Sobre Álvarez Jonte, al lado del complejo llamado «Hogar Obrero», está el edificio del secundario y terciario del Juan B. Justo.

El profesorado de Nivel Inicial, que ahora está amenazado por la restricción en el ingreso, tiene alrededor de 270 estudiantes. Históricamente, en cada inscripción solía haber más interesados que vacantes y debían definir por sorteo qué aspirantes ingresaban. Pero las medidas adoptadas desde el Ministerio han provocado una merma en los inscriptos.

En cada inscripción solía haber más interesados que vacantes y debían definir por sorteo qué aspirantes ingresaban. Pero las medidas adoptadas desde el Ministerio han provocado una merma en los inscriptos.

No es la primera vez que limitan la inscripción de forma intempestiva, con poco margen de tiempo para difundir las fechas nuevas. El verano pasado “han reducido el período de inscripción al primer cuatrimestre: han quitado semanas en el mes de enero y  en el mes de febrero. Eso achicó enormemente la cantidad de gente ingresante porque son meses en que se anotan muchos aspirantes”, denuncia con preocupación Estela Fernández, rectora del IES Juan B. Justo.

Te puede interesar  “Menos mal que está la escuela”

Preguntas

¿Cuál puede ser la motivación para limitar el ingreso de estudiantes a los profesorados de nivel inicial? ¿Recortar el presupuesto educativo? ¿Considerarán que no es necesaria la formación académica para trabajar con la primera infancia? ¿Cuál es el proyecto que sustenta estas decisiones?

“No sabemos a ciencia cierta por qué restringen el ingreso al profesorado de educación inicial. Puede tener que ver con esa hipótesis que vos planteás, que consideren innecesaria la formación académica para docentes de niños pequeños”, responde Estela. Y tratando de encontrar una explicación, pone el foco en cómo se viene gestionando la falta de vacantes en este nivel: “Por algún motivo no se abren nuevos jardines de infantes para cubrir la demanda y la derivan a los Centros de Primera Infancia, en los que no es necesario que sean docentes recibidos quienes están a cargo, que además trabajan en condiciones de precariedad laboral.”

En los hechos, la política educativa de la Ciudad hacia la primera infancia desconoce el reclamo por más vacantes en los jardines y, al mismo tiempo, reduce el acceso a la formación de trabajadores que podrían cubrir esa demanda. Queda abierto el interrogante sobre los motivos.

En los hechos, la política educativa de la Ciudad hacia la primera infancia desconoce el reclamo por más vacantes en los jardines y, al mismo tiempo, reduce el acceso a la formación de trabajadores que podrían cubrir esa demanda. Queda abierto el interrogante sobre los motivos.

La lucha por la calidad educativa

Sobrevuelan necesariamente en este conflicto todos los desplantes, en palabras y acciones, de la ministra Soledad Acuña a los docentes. “Lo vemos en sus tweets y en sus comentarios. Cotidianamente dice que los maestros son unos vagos, que la formación docente inculca ideología, o que las personas que eligen la carrera docente lo hacen porque no pueden seguir otra cosa. Un montón de discursos muy muy feos”, enumera Milena, exponiendo cómo llegan las palabras de la ministra a una joven que sueña con ser maestra.

Te puede interesar  Carrera docente en CABA: Profesorados versus “Universidad de la Ciudad”

El ataque a los profesorados también está cruzado por la creación de la Unicaba, la Universidad para formar docentes inaugurada por el GCBA en el 2019 con el objetivo de reemplazar a los Institutos de Educación Superior, que tienen una larga trayectoria y prestigio. Dada la fuerte oposición de toda la comunidad educativa, el Ministerio desistió de su cierre. Sin embargo, medidas como la que aborda esta nota dan a pensar que la intención es ir vaciándolos lentamente.

“Nos están cerrando un profesorado en la cara y si nosotros no lo frenamos, si nosotros no accionamos, no va a pasar nada.”

“Abramos los ojos”, pide Milena y agrega: “Nos están cerrando un profesorado en la cara y si nosotros no lo frenamos, si nosotros no accionamos, no va a pasar nada”. Ella milita en la agrupación Primavera, que es la que ganó las elecciones del Centro de Estudiantes del Juanbe. Días atrás organizaron un semaforazo en el cruce de Jonte y San Nicolás. “Llenamos la calle, de repente éramos un montón, tuvimos la adhesión de los docentes y de muchos vecinos”, dice.

También realizaron clases públicas. Milena opina que eso es “lo más sincero que se puede hacer como acto de lucha. Es como abrir las puertas de las aulas y que se vea realmente lo que pasa adentro. Eso que tanto se critica, que tanto se ataca. Que la gente vea cómo son realmente nuestras clases. Lo que tenemos es mucho amor por la educación pública.”♦


Instituo Juan B. Justo
Dirección: Av. Álvarez Jonte 3867
Ig. Profesorado: @profesoradoiesjuanbjusto
Ig. Centro de Esudiantes: @centrodeestudiantesjbj
Ig. Agrupación Primavera: @laprimaveraeneljuanb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *