AMOR AL BARRIO. Festejo por el aniversario de Monte Castro.

En el cine-teatro San Pedro, un cálido encuentro cultural atrajo a un centenar de vecinos el pasado 17 de mayo. Fue organizado por la Asociación de Comerciantes, Industriales y Profesionales de Monte Castro y la Junta de Cultura y Estudios Históricos de Monte Castro, para celebrar el aniversario del barrio. Ese viernes diluvió en la […]

Destacados Movida Cultural

En el cine-teatro San Pedro, un cálido encuentro cultural atrajo a un centenar de vecinos el pasado 17 de mayo. Fue organizado por la Asociación de Comerciantes, Industriales y Profesionales de Monte Castro y la Junta de Cultura y Estudios Históricos de Monte Castro, para celebrar el aniversario del barrio.

Ese viernes diluvió en la ciudad, sin embargo allí en el San Pedro ninguno de los presentes nos enteramos de los chaparrones, truenos y relámpagos hasta que el festejo terminó. Durante dos horas compartimos historia, cine, música y baile.

Abrió el evento el ballet del Estudio Profesional de Danzas. Una veintena de jóvenes llenaron el escenario, la música las impulsaba y en un despliegue de vitalidad y destreza, bailaron una coreografía.

Bailarinas del Estudio Profesional de Danzas.

Luego el cura párroco Juan Pedro dijo unas palabras de bienvenida, y aprovechó la oportunidad para agradecer a Ariel Carranza, allí presente, su trabajo durante tantos años al frente del Cine Teatro San Pedro.

¿Por qué el 14 de mayo se celebra el aniversario de Monte Castro? Para responder esta pregunta, la historiadora Leticia Maronese, nos transportó tres siglos atrás:

“Esto en realidad era un paraje de los pagos de la Matanza, a veces se decía de Morón… una zona alta cubierta con un monte de espinillos, talas y algunos ombúes, en las afueras de lo que en ese momento era Buenos Aires. El 14 de mayo de 1703 estas tierras fueron compradas por Don Pedro Fernández de Castro, quien tenía importantes cargos en la ciudad. Yo pienso que porque era un hombre distinguido el lugar conservó su nombre, no se me ocurre otra hipótesis.”

Sentados en la platea en una butaca de las de antes, escuchamos el relato que la historiadora nos ofrece desde el escenario, micrófono en mano:

“La chacra llamada Montes de Castro se extendía también hacia lo que hoy es Villa Luro, Vélez Sarsfield, Versalles, Villa Real y una parte del Municipio de Tres de Febrero. Se convirtió en una posta cercana a la ciudad, camino al noroeste y al costado de la Cañada del Maldonado. Era una zona alta, como había pocas en Bs As y bastante deshabitada. Estas características eran favorables para los ejércitos, por eso en todas las guerras civiles, aquí se estacionaban las tropas. De hecho, nuestro primer ejército patrio se empezó a formar aquí, en Monte Castro, el 29 de mayo de 1810.

Don Pedro vivió muy poco en su chacra, apenas dos meses, y sus descendientes conservaron estos dominios por siglos. Debido a ventas, herencias, etc., las tierras se fueron desmembrando en sucesivas fracciones, pero para siempre le quedó el mote de Monte Castro. Y a la calle hoy denominada Segurola, hasta 1920 se le seguía diciendo ´El camino de Monte Castro´.

En 1972 se oficializaron los 46 nombres de los barrios de la ciudad, es decir, se impusieron legalmente sus nombres y sus límites. Es en esa fecha que se fija como límite del barrio de Monte Castro las calles: Baigorria, Irigoyen, Jonte, Lope de Vega, Juan Agustín García y Joaquín V. González.”

María Cristina Ribaudo y Leticia Maronese. Leticia contó la historia de los orígenes del barrio y Luego Mary hizo un repaso de la organización social de Monte Castro en el presente.

Volvemos al presente. Seguimos en nuestra butaca del San Pedro y ahora escuchamos a María Cristina Ribaudo, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Monte Castro y dueña del Vivero Mi yuyito (Jonte 4731), quien comenzó haciendo un repaso de la organización social del barrio para luego hablar de su experiencia personal:

“…En Monte Castro hay más o menos 38.000 habitantes. El barrio tiene 219 manzanas, o sea casi 900 cuadras. Tiene dos iglesias: San Pedro y San Luis Gonzaga, nos cuidan tres comisarías: la 43, la 44 y la 45. Somos uno de los seis barrios que estamos en la Comuna 10. Tenemos un cine teatro San Pedro, dos hospitales, el Velez Sarsfield y el Rocca, cuatro clubes, mi amado All Boys (quién no quiere a All Boys en nuestro barrio…) el Club Cervantes, el Club Juventud Devoto y el Club Social y Deportivo Nelson. Tenemos tres plazas: Don Bosco, Lafitte y Monte Castro. Tenemos dos Centros Culturales: El Taller y el Centro Cultural Devoto. Varios centros de jubilados, entre ellos tres con los que siempre estamos trabajando juntos: el San Pedro, el Cervantes y el Rincón de los Abuelos. Entre escuelas públicas y privadas de nivel inicial, primaria y secundaria, contamos en nuestro barrio con 21 institutos. A todo esto se suma el Centro Comercial que yo presido.

A los 27 años me mudé a Monte Castro y este barrio me atrapó, me enamoré de él. Y cuando yo empecé a ver que se abrían supermercados y shoppings, dije ´algo tengo que hacer para defender al pequeño y mediano comerciante´. Ahora hace 22 años que presido la Asociación de Comerciantes.

Yo crecí, yo envejecí pero el amor dentro de mi corazón por este barrio no envejeció. Al contrario, lo quiero transmitir.

Y lo transmito a mi Comisión Directiva que me acompaña permanentemente, son 22 personas que están a mi lado incondicionalmente, sin cobrar un peso, todo es ad honorem trabajando por el engrandecimiento de este barrio. Queremos transmitirles este amor a los jóvenes… Hay un slogan que hizo un amigo mío, Oscar Milstein, que lo hicimos juntos, que dice: Monte Castro es una gran familia, una pasión y un mundo de amigos. Un abrazo para todos ustedes.”

Llegó el momento del cine. Era el estreno oficial del cortometraje “El loco de los perros”. La película es una docu-ficción que cuenta la historia de un famoso delincuente francés que vivió en el barrio durante los años sesenta, mezclado entre los vecinos, llevando una vida tranquila, sin que nadie a su alrededor conociera su verdadera identidad.

Imagen del cortometraje “El loco de los perros”.

Luego de la proyección su director, Hugo Lescano, contó que él se crió a tres cuadras del Cine-Teatro San Pedro y que en esta sala germinó su amor por el cine. Pasaba aquí las tardes de su adolescencia viendo tres películas en continuado… Hoy Hugo es un reconocido director y docente de cine en varias universidades. ¿Cómo se gestó este corto? Resulta que la DAC (Asociación que nuclea a los Directores Argentinos de Cine) le ofreció a Hugo dictar un taller de iniciación al cine para lxs vecinxs de Monte Castro, en el marco de una serie de talleres que esta Asociación viene llevando adelante en las distintas comunas porteñas. “Cuando me lo dijeron, no habían terminado de formular la propuesta que yo ya estaba acá en el barrio listo para empezar el taller”, contó Hugo. Fue con este grupo de vecinxs  que participaron del taller, con quienes Hugo escribió el guión y luego realizó el cortometraje. Al verlo, es emocionante para los que son del barrio reconocer en la pantalla cada una de las locaciones, ya que la película está íntegramente rodada en Monte Castro.

Hugo Lescano (izquierda) junto a parte del elenco de “El Loco de los Perros”, luego de la proyección.

También los personajes son de aquí. Entre ellos el canillita que trató diariamente con Francois Chiappe (tal era el nombre del famoso delincuente). Él estuvo presente en la función y luego de la proyección nos contó lo siguiente:

“Yo hace 55 años que vendo diarios en la misma esquina de Jonte y Bermúdez. Ahí estaba el café El Rápido, que era donde me reunía con Chiappe cuando venía a pagar el vermut. Así que esta es una historia real. Ahí nació la historia para esta película.”

Luego del cine, llegó la hora del show musical, con la presencia del cantante Diego Desanzo, que nos deleitó con temas propios y hits románticos y populares. Todos terminamos cantando y algunas también bailando con él en el escenario. 

El show musical de Diego Desanzo. Algunas vecinas lo acompañaron bailando con él en el escenario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *