DE PROFESIÓN, MAESTRX

Taller de salarios” es el nombre de la actividad que la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) propone a lxs docentes: un espacio en el que hablar de sus sueldos, su jubilación y los problemas que enfrentan hoy en las escuelas. El 15 de abril pasado el taller se desarrolló en un colegio de la zona con maestrxs del D.E. 17.

Por Mariana Lifschitz

Las maestras y los maestros son un tipo particular de trabajadores. La idea de que es un trabajo que se hace por vocación, en el que se debe dar lo mejor de sí sin reclamar, viene de lejos y todavía es válida para una parte de la población. Los sindicatos docentes desde hace años luchan porque lxs maestrxs sean reconocidos como trabajadores y enmarcan esa lucha en otra mayor: la de una escuela de calidad. Alejandro Brecciaroli y Alicia Tantardini fueron los encargados de coordinar este taller en el encuentro del D.E. 17. Con ellos hablamos sobre salarios, paritarias, jubilación y cómo sería el trabajo ideal.

VV. ¿Cuál es el objetivo del taller de salarios?

AB. Muchísimos docentes no saben lo que cobran, porque el recibo de sueldo es casi inentendible. Entonces el objetivo del taller es desmenuzar el salario, entender de dónde sale cada concepto, qué es remunerativo y qué es bonificable. Difícilmente si no entienden el recibo de sueldo puedan reclamar cuando aparece algo que no corresponde.

VV. ¿Cuál es el salario docente en CABA hoy?

AB. El salario inicial y hasta diez años de antigüedad es de 22.400 $ por cargo. Un docente que trabaja dos cargos o jornada completa gana 44.800 $. Nosotros conseguimos en el año 2005 la Ley Nacional de Financiamiento Educativo, cuyo objetivo era que no haya ningún docente bajo la línea de pobreza. El instrumento para lograrlo era la Paritaria Nacional (que este gobierno derogó), que fijaba un salario mínimo para todos los docentes del país; luego cada jurisdicción discutía un valor igual o superior a ese mínimo. Y si una provincia no llegaba a poder cubrirlo, el Estado Nacional se hacía cargo de la diferencia. Actualmente hay una ley nacional que estipula que el salario docente debe ser un 20 % más que el salario mínimo, que está fijado en 10.400 $, o sea que sumándole un 20 % da poco más de 12.000 $. Hay muchísimas provincias que pagan eso.

VV. ¿Cuáles son las preocupaciones con respecto a la jubilación?

A.T. Preocupa mucho el desfinanciamiento del ANSES. Hay un decreto que conquistamos en el año 2005 (el Nº 137) que determina un régimen especial para los jubilados docentes. Este régimen especial nos asegura al jubilarnos cobrar el 82 % del valor del salario de los docentes en actividad. Este decreto corre para CABA y otras diez jurisdicciones que no tienen caja de jubilación propia, sino que cobran directamente del ANSES, que es una caja Nacional. Sabemos que ante el fuerte endeudamiento del país el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Anses corre peligro, y con él nuestra jubilación.

VV. ¿Cómo debería ser el trabajo docente, si se permiten pensar en un ideal?

AT. El ideal sería estar frente al grupo cuatro o cinco horas diarias y después tener horas pagas para corregir y planificar en la escuela, para atender a los padres o atender cuestiones particulares de cada grupo o de cada chico. Además tener tiempo para la capacitación. La gente sale agotada después de dos cargos. Tener tiempo de lectura, tiempo de asistir a cursos de actualización es fundamental para estar en buenas condiciones frente a los alumnos. ♦

Te puede interesar
  La comunidad escolar, en la trinchera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *