Que Devoto gane un museo

Francisco Beiró vivió en una casona que el tiempo está destruyendo. Los vecinos quieren que el Estado la compre para recuperarla y hacer de ella un museo antes que una constructora la derribe.

Francisco Beiró vivió en una casona que el tiempo está destruyendo. Los vecinos quieren que el Estado la compre para recuperarla y hacer de ella un museo antes que una constructora la derribe.

Que Devoto gane un museo

Francisco Beiró vivió en una casona que el tiempo está destruyendo. Los vecinos quieren que el Estado la compre para recuperarla y hacer de ella un museo antes que una constructora la derribe.

Con el inicio de la actividad en la Legislatura porteña, vecinos de Villa Devoto retomaron el reclamo para la aprobación del proyecto de ley que propone la expropiación de la antigua casona ubicada en la esquina de Cantilo y Marcos Paz – donde vivió el dirigente radical Francisco Beiró– cuyos signos de abandono anticipan un posible derrumbe.

El grupo barrial pretende que este año, en el que se cumplirán los 40 años de democracia, pueda concretarse el primer paso para “salvar” la residencia que cuenta con valor patrimonial y que pertenece en la actualidad a una inmobiliaria de la zona. Su objetivo es lograr que el Estado porteño la compre y se convierta en un museo y centro cultural.

Con la esperanza puesta en la Legislatura

A través de la plataforma Change.org los vecinos ya reunieron más de 5.400 firmas que respaldan la petición. Solicitan a los 60 diputados y diputadas porteñas que traten la iniciativa para impedir que desaparezca lo que califican como “una joya arquitectónica de influencia italianizante, que se dice fue construida por el propio Beiró a comienzos del siglo XX”.

Yamila Rambaldi, la vecina atrás de la cuenta de Instagram @BuenosAiresPerdida (seguida por más de 42.000 usuarios de la red social) es la impulsora de la campaña para el rescate de la residencia. En diálogo con Vínculos Vecinales sostuvo que su “mayor objetivo es que este año se trate el proyecto de ley, que se apruebe y que esta casona se convierta en el primer museo de Villa Devoto. Un museo de la democracia, dedicado a la vida de Francisco Beiró – que fue una figura tan relevante para el barrio y para el país– y que el espacio sea de provecho para los vecinos y para la sociedad en general”.

El presidente de la Asociación de Fomento de Villa Devoto, Maximiliano Pietkun, también expresó sus ganas de recuperar la casa de Beiró: “Creo que todavía se está a tiempo. El proyecto de la Legislatura es viable y, sin dudas, hay que empezar por algún lado porque nada puede ser peor que la situación actual”.

Te puede interesar  En busca de la Buenos Aires perdida

Herencias descuidadas

Según cuenta la historia, el dirigente radical vivió en esta casa hasta su muerte en 1928. Desde entonces, la parcela quedó en manos de sus familiares hasta que en la primera década del 2000 dos bisnietas aceptaron una oferta de parte de la inmobiliaria Jakim y le vendieron la propiedad.

Desde la esquina de Cantilo y Marcos Paz se observa el estado ruinoso en el que se encuentra la estructura: los vidrios que rodean la puerta de ingreso totalmente dañados, las paredes internas que alcanzan a verse desde el exterior están descascaradas y la acumulación de las hojas de los árboles sobre los techos bloquean el desagote pluvial. Además, hay evidencias de actos vandálicos en distintas partes.

La falta de mantenimiento es interpretada por algunos vecinos como una decisión adrede para que las instalaciones sean consideradas con “peligro de derrumbe” y el GCBA le retire la “protección estructural” que le fue otorgada. De hecho, esa normativa fue la que le trabó a la inmobiliaria la posibilidad de demoler la casona.

Este tipo de mecanismo –dejar que el tiempo destruya construcciones antiguas protegidas para facilitar una demolición– ya se utilizó en el barrio: un caso fue el de la cochera de la casona de Tomás Devoto, que se transformó en un local de gastronomía sobre Fernández de Enciso; corrió la misma suerte una residencia del 1900, construida por el vecino destacado Honorio Stoppani, sobre la calle Mercedes frente a la Plaza Arenales.

La parcela donde está la residencia de Francisco Beiró tendría un valor que supera el millón de dólares, según tasaciones encargadas por los vecinos; algunos  incluso arriesgan que valdría casi el doble, ya que ese polígono de Villa Devoto registra una alta actividad de venta y compra de inmuebles, muchos de los cuales son demolidos para dejar paso a la construcción de edificios.

Te puede interesar  Dicen que Villa Santa Rita tendrá su plaza

Caminos posibles para la recuperación

El legislador del bloque UCR-Evolución Marcelo Guouman señaló que su intención es poner en tratamiento el proyecto de expropiación de la casona ante la “preocupación por la recuperación del valor patrimonial e histórico”. Sin embargo, evaluó que “deberán esforzarse” para lograr que sea debatido en el recinto ya que, lamentablemente, no forma parte de “las prioridades” de la actual gestión de Gobierno.

Algunos vecinos plantearon la posibilidad de financiar la compra y la restauración a través del Fondo de Estímulo para la Recuperación de Edificios Catalogados, una herramienta que, justamente, contempla el auxilio económico para la ejecución de obras de rescate patrimonial. Este fondo tiene más de 30 años de existencia pero no fue implementado hasta el momento.

Otras voces mencionan que la inmobiliaria propietaria de la casona estaría dispuesta a desprenderse del predio “sin perder el dinero invertido” cuando adquirió el lugar. Ante esta posibilidad, proponen encontrar un mecanismo que permita sumar un nuevo actor privado para, en conjunto con el Estado, avanzar con la compra del inmueble y transformarlo finalmente en un museo en pleno corazón de Villa Devoto. ♦


Foto de portada: Yamila Rambaldi, la principal voz entre quienes reclaman la expropiación de la casona y la vecina atrás del instagram @buenosairesperdida, sostiene en su mano un dibujo que refleja la propiedad de Francisco Beiró, realizado por la arquitecta Natalia Anush Kerbabian, reconocida por el trabajo que publica en su Instagram @ilustroparanoolvidar.

¡Sumá tu firma para que la Legislatura trate el proyecto de ley que propone la expropiación de la casa de Francisco Beiró!

3 comentarios en “Que Devoto gane un museo

  1. Buenas tardes soy Bonafini, Francisco. Alumno de Arquitectura de la universidad de moron. La cual me encuentro realizando en la asignatura «Preservación y Restauración de la Arquitectura» donde debo como proyecto integral realizar una propuesta de preservar y restaurar un proyecto el cual se lo considere patrimonio y se encuentre en estado de «abandonado». Me interesaría en caso de ser posible tomar el proyecto de la Casona de Francisco Beiro. Quisiera saber si ustedes cuentan con algún tipo de documentación tecnica, mismo de ser posible si se puede realizar una visita. Aguardo su respuesta, desde ya muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *