Buenos Aires debate: así se cruzaron los que aspiran a presidir las comunas 10 y 11

Una crónica del backstage de la primera y única sesión de intercambio entre los candidatos a comuneros de nuestros barrios. Qué dijeron, qué denunciaron, qué prometieron. Y todo lo que no se vio por tv.

Una buena: que fue el primer debate entre los candidatos a presidir las juntas comunales, que ayudó a que los que vivimos en estos barrios podamos ver sus caras y escuchar sus ideas y cómo las expresan. Una mala: que el formato hiper rígido de las sesiones echó por tierra cualquier oportunidad de explayarse, y ni hablar de la posibilidad de que emergiera algún tipo de discusión. Otra buena: que los debates pueden verse enteritos por Youtube (aquí el de la 10 www.youtube.com/watch?v=jhpZ0pH6Re0&t=445s; y el de la 11 www.youtube.com/watch?v=T9BBbdobak4). Y una última para pensar: ¿no hubiera sido mejor, más fértil, que estos encuentros se organizaran con público y en algún espacio ubicado en las propias comunas?

Estamos en Balvanera. Son las 15.30 del lunes 7 de octubre y en un estudio privado contratado para esta transmisión especial de “Buenos Aires Debate” personal de la organización conduce a los periodistas acreditados hacia una sala. En la sala se ve una mesa con café, medialunas y también un televisor. Primera sorpresa: la prensa no puede entrar al recinto. “Pero después van a poder hablar con los candidatos”, nos consuelan los organizadores cuando desde este y otros medios decidimos quejarnos: “Es la primera vez que nos acreditan para ver una tele”. No hay explicación, solo que fue una decisión de la Secretaría de Medios de la Ciudad. Somos cuatro o cinco y seguimos protestando, encima el televisor no se escucha. Hasta que finalmente hacen una excepción: “Está bien, hay lugar y van a poder pasar. Apaguen los celulares y guarden sus cámaras”.

El estudio es grande, los candidatos ya ocupan sus atriles. Los moderadores Diana Delaguy y Javier Díaz van introduciendo los ejes temáticos (que son dos: “Descentralización, competencias concurrentes y políticas especiales” uno y “Obras y mantenimiento comunal, participación y servicios a la comunidad” el otro). Cada candidato tiene un minuto y medio para hablar, luego otro candidato (elegido por sorteo) le hará una pregunta durante 30 segundos, tras los cuales el primero podrá explayarse durante un minuto más, así hasta que cuando finalice el debate cada aspirante habrá hablado un total de ocho minutos.

El debate de la 10, entre promesas y chicanas

La comuna 10 abarca los barrios de Floresta, Monte Castro, Versalles, Vélez Sársfield, Villa Real y Villa Luro. Mauro Pedone Balegno es el candidato a presidirla por Juntos por el Cambio, Darío Cova por Consenso Federal, Eduardo Álvarez por Unite por la Libertad y la Dignidad (de José Luis Espert), Gisell Franco por el Frente Izquierda Unidad, Fernando Moya por el Frente de Todos.

Arranca el segundero y el primer eje va dejando las posturas más o menos claras: la mayoría de las fuerzas, salvo Juntos por el Cambio, denuncian que se incumple la Ley de Comunas y que iniciativas como BA Elige nos alejan de la preciada descentralización. “Desmerecen a les vecines. Tomar café con funcionarios y responder encuestas por mail no tiene nada que ver con decidir sobre nuestro presupuesto”, dispara Franco. Moya propone trabajar con las organizaciones sociales, y agrega que “hacer un click para elegir si querés arreglar un semáforo o una escuela no es descentralización ni presupuesto participativo”. Cova advierte que “la sede comunal se convirtió en un mero centro de atención de trámites”.

Sin responder del todo a las críticas, pero recogiendo de algún modo el guante, Pedone sostiene: “Por supuesto que vamos a seguir avanzando en esta autonomía o descentralización. Cuando se planteó la ley de comunas en 2005 no teníamos la misma tecnología que hoy. Por eso hicimos BA elige, aunque sin duda la cercanía con el vecino es la clave de la ley de comunas”.

Franco -que es maestra- está de guardapolvo y pañuelo verde. “Parece que para que nos presten atención les estudiantes y docentes nos deberíamos disfrazar de veredas”, chicanea Moya y enfatiza en que los doce años de esta administración “ya fueron suficientes”. Se habla de lo que podría ocurrir con el predio del ex preventorio Rocca de Jonte y Sanabria (el candidato del Frente de Todos propone instalar un polo educativo) y con el “ex Pepsi” de Baigorria y Moliére; de la falta de jardines maternales y de refugios para mujeres que denuncian violencia de género; de la posible instalación de parquímetros; de que nunca se terminó la escuela Yrurtia, y de que la Monte Castro se llueve; de que en la guardia del hospital Vélez los pacientes sufren esperas de hasta seis horas.

Pedone cierra hablando de los futuros Metrobus de Alberdi y Directorio y asume el compromiso de solucionar la barrera del ferrocarril Sarmiento. Rescata el embellecimiento del centro comercial de Jonte y promete más puestos de ecobici, 12 mil árboles, un tomógrafo para el Vélez y un nuevo Cesac.

Moya se quiebra cuando habla de la oportunidad de transformación que tenemos de cara al próximo 10 de diciembre. Y al mismo tiempo acusa: “¿Cómo puede ser que nuestros viejos no tengan para pagar los servicios públicos? Esta es una inmoralidad que ya no puede sostenerse”.

Cierra el debate. Los asesores y acompañantes se acercan a los candidatos, todos se sacan fotos. A la salida -nos lo habían prometido- los candidatos hablan con la prensa. Interceptado por este medio, Pedone brinda algunas precisiones. Asegura que el predio del ex hogar Rocca se convertirá en un espacio verde “y sin torres” (a pesar de que existe un anteproyecto del Ejecutivo para vender el predio y financiar con eso un nuevo centro modelo para adolescentes en otra comuna). Y habla también del Sarmiento: “Sobre la mejor solución, si es en viaducto elevado, o soterrado, o a través de pasos bajo nivel, no tengo una opinión formada. Que lo decidan los que saben. Lo que sí queremos hacer es eliminar esa gran barrera, que no solo nos hace perder mucho tiempo, sino que además desintegra los barrios”.

El debate de la 11: túneles, árboles, una ausencia y una huida

La comuna 11 incluye las “Villas” del Parque, Devoto, Mitre y Santa Rita. Agustín Suárez es el candidato de Juntos por el Cambio, Gastón Fernández el del Frente de Todos, Marilina Arias del Frente Izquierda Unidad, Stella Maris Martínez de Consenso Federal. Alejandro Portas Dalmau, de Unite por la Libertad y la Dignidad (de José Luis Espert) no fue a la cita y la transmisión se encargará de recalcar el faltazo mostrando su atril vacío. Y es que según la ley 6031 aprobada el año pasado por la Legislatura este debate es de carácter obligatorio: al que falta se lo deja en evidencia, y además se cobran diez mil pesos a su agrupación política.

Con un argumento calcado al de Pedone, Suárez habla de participación y de “complementar el canal físico con el digital”. Se muestra entusiasta todo el tiempo y advierte que “es fundamental el canal físico en el que hoy participa el Consejo Consultivo”, así como que “las puertas abiertas de la Comuna están para que la gente se acerque”.

Es el turno de Fernández, que recuerda que el Consejo Consultivo de la 11 arrancó con una amplia participación. “Luego hubo una mesa coordinadora que no fue reconocida, de la cual yo fui parte, hasta llegar a la situación actual en la que está totalmente desdibujado”. Habla de poner en vigencia la ley de comunas, denuncia que tanto Mauricio Macri primero como Rodríguez Larreta después “intervinieron las comunas nombrando más de 60 gerentes”. “Las comunas tenemos competencias para intervenir en las obras que afectan nuestro territorio -subraya-, así como herramientas de acción para resolver los problemas de todos los días”.

Me resulta demagógico que se hable de sumar participación de los vecinos, porque ellos ya participan. En tal caso son los representantes elegidos por el voto popular quienes deberían acercarse a tomar nota de estas demandas. Ahí están los vecinos de Devoto rechazando la construcción de túneles bajo el San Martín, los estudiantes del Nacho -la escuela Luis Pasteur- haciendo pernoctazos contra la Secundaria del Futuro, las bibliotecas populares, las asambleas barriales, las cooperadoras escolares. Todos espacios reales de organización a los que las juntas comunales les dan la espalda”, marcaba Arias, que igual que su compañera de la diez es maestra y lucía guardapolvo blanco y pañuelo verde.

Más temas fueron apareciendo en la rueda: el tomógrafo que hace rato se está pidiendo para el Zubizarreta, la situación de hacinamiento y desborde en la que trabajan los profesionales del Cesac 34 de la calle Artigas, la falta de jardines maternales, la denostada bicisenda de César Díaz, el cierre del shopping de Villa del Parque. Martínez, que trabaja como guardiana de plaza en la comuna 1, se quejó de los autos abandonados en las inmediaciones de la cárcel de Devoto y de los árboles secos en el Metrobús de San Martín. Suárez, que prometió 8.000 árboles nuevos y 600 cámaras de seguridad, aseguró que el proyecto para las 8 hectáreas que dejará libres el traslado de la cárcel de Devoto “incluye tanto espacios verdes como apertura de calles y también una parte de urbanización”.

Muchas gracias por haber sido parte de esta transmisión histórica”, cierran el debate los conductores. A la salida -una vez más, como nos lo habían prometido- la prensa puede dialogar con los candidatos, excepto con Agustín Suárez. El aspirante de Juntos por el Cambio aduce que se tiene que ir y desde este medio le pedimos que se quede unos minutos: faltan muchas definiciones y hay un par de cuestiones sobre las cuales nos gustaría conocer su opinión. Se encoge de hombros y dejando igual de perplejos a periodistas y cámaras, literalmente se escapa. “No es con vos -advierte un colega-. Es que este no habla con la prensa”. De eso podemos dar fe: no quiso conversar con nosotros cuando entrevistamos a todos los candidatos a comuneros (https://vinculosvecinales.com.ar/comuneros-a-quien-votamos-en-el-barrio/) y ni siquiera cuando lo consultamos sobre arbolado urbano (https://vinculosvecinales.com.ar/vamos-a-arbolar-mi-amor/). Nos quedamos entonces con lo que un rato antes Suárez dijo ante las cámaras, cosas como que “hay que celebrar el debate que nos enriquece como personas”, la importancia de “escuchar todas las voces” y la que sin duda suena como la mejor de todas: que “las puertas abiertas de la comuna están para que la gente se acerque”.

Te puede interesar
  Nueva junta comunal 11: definiciones en el arranque de gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *