El Servicio de Recreación y Deportes del Hospital de Rehabilitación Manuel Rocca

Una propuesta destinada a los pacientes en recuperación, sus familiares y la comunidad.

Ubicado en Segurola y Jonte, el Manuel Rocca atiende a pacientes con patologías neurológicas, ortopédicas y quirúrgicas. Es un hospital monovalente, es decir que tiene una sola función: la rehabilitación -en CABA hay 33 hospitales como el Rocca.

Todos los Servicios y las actividades que ofrece están orientados a la recuperación de los pacientes. Y dentro de ellos algunos cuya propuesta además de ser aprovechada por las personas que aquí se atienden, están abiertos a la comunidad: uno de ellos es el Servicio de Recreación y Deportes.

María Marta Malfitano trabaja en el Hospital hace 26 años, es licenciada en Terapia Ocupacional y jefa del servicio. Mirian Kuregor cuenta con la misma licenciatura y se desempeña en la institución desde el año 2009. En diálogo con Vínculos Vecinales, contaron sobre el trabajo que realizan con los pacientes, cuáles son sus objetivos y su relación con la comunidad.

¿Quiénes conforman el Servicio de Recreación y Deportes del Hospital Rocca?

María Marta Malfitano: Este Servicio está conformado por cuatro terapistas ocupacionales, por un profesor de educación física -que asiste gracias a un Convenio con la Secretaría de Deportes del Gobierno de la Ciudad- y por profesores que vienen del Centro de Formación Nro. 4 a dar talleres de capacitación laboral. Nosotros adecuamos la formación que ellos dan para que esté ajustada a lo que es el proceso de aprendizaje de personas que en algunos casos están haciendo su tratamiento de rehabilitación.

¿La gente que viene al servicio en general son pacientes que están internados?

MM: El 80 % de los pacientes que concurren al Servicio sí, son derivados por el médico fisiatra.

¿Qué edades tienen?

MM: Hay adolescentes, adultos jóvenes, adultos y adultos mayores. Este servicio no trabaja con niños. No hay niños internados en este hospital, sí se atienden niños en consultorios externos.

Miriam Kuregor: También atendemos pacientes que vienen por el dispositivo del Hospital de Día y pacientes que vienen derivados de consultorios externos.

MM: Este servicio tiene una modalidad especial, que es la de puertas abiertas. Una vez que hemos evaluado al paciente, se le da la posibilidad de que elija en qué momento quiere venir. En todos los demás servicios cada paciente tiene un horario. Acá nosotros trabajamos la posibilidad de elegir, rescatando el deseo, dentro de tantas variables con las que la Institución oprime el deseo (comen con los horarios institucionales, duermen con los horarios institucionales) acá trabajamos que puedan rescatar su deseo, que empiecen a explorar qué quieren, qué pueden. El servicio permanece abierto desde las ocho de la mañana a las cinco y media de la tarde, donde el paciente tiene la posibilidad de entrar, de salir y de volver a entrar.

Te puede interesar
  Gran expectativa: el Hospital Zubizarreta podría tener un Cesac

¿Me habían contado que también está abierto al barrio?

MM: Sí. Dentro de las propuestas que nosotros tenemos, algunas las abrimos a la comunidad. Por ejemplo, hay una Organización de Reiki que viene todos los lunes, nosotros les prestamos el espacio físico para que den Reiki a los pacientes que quieran y también tratamos de difundirlo para que la gente de la comunidad y de otros hospitales lo puedan aprovechar. También los cursos de capacitación son abiertos.

¿Qué cursos de formación profesional ofrecen?

MM: En este momento tenemos cursos de maquillaje social, de computación y de cerrajería. Otra propuesta son los TEO: Talleres de Emprendimiento Ocupacionales, que los hacemos una vez al mes. Su objetivo es favorecer el emprendedurismo, poder apropiarse de un proyecto y llevarlo a cabo. Un mes puede venir un profesor de panadería y enseñar a hacer panes saborizados. Se enseña esa propuesta y a la vez se van dando tips de cómo llevar adelante el emprendimiento. Estos cursos los hacemos a partir de un Convenio con el Centro de Formación Laboral Nro. 4 de Educación para el Adulto, en una propuesta que venimos sosteniendo hace alrededor de quince años.

MK: Nuestra propuesta apunta en gran medida al trabajo en redes, porque la persona que eventualmente está en el hospital en algún momento va a volver a su casa y la idea es que se pueda conectar con su contexto, su comunidad, es ir tendiendo puentes con un montón de lugares que tienen que ver con su propio espacio. El hecho de que los TEO sean abiertos tiene que ver con eso. Nosotros consideramos que el paciente no es el único que está afectado por lo que le pasa, sino que hay toda una familia acompañándolo, esposa, marido, padre, madre, que dejan sus trabajos o reducen la cantidad de horas dedicadas a trabajar. Entonces estos talleres también apuntan a que la familia pueda participar, porque en algún momento todo el grupo familiar va a tener que rearmarse. Es un Hospital abierto a incluir, no sólo desde la patología, sino pensando en la calidad de vida. No necesariamente tiene que pasar por la enfermedad.

Te puede interesar
  La guardia del Vélez Sarsfield

MM: Nosotros lo que intentamos es que la persona sea consciente de las posibilidades que tiene de vivencia de su tiempo libre. Trabajar desde una ocupación significativa. Valorizar el caminar, pero caminar para qué, mover una mano, pero para qué. Valorizamos este hacer, y eso es tan individual como cada persona. La recuperación para nosotros es esto, que se pueda implicar en actividades significativas para él mismo. Ahí está la verdadera recuperación.

Integrantes del Servicio:
Lic. Malfitano Maria Marta
Lic.Miriam Kurcgov
Lic. Alina trapano
Lic. Caralina Indavere

Otras actividades abiertas a la comunidad

MK: También hay otras propuestas de otros Servicios en las que los vecinos pueden participar. Por ejemplo, los grupos de meditación, que han comenzado este año y se reúnen los días miércoles. Por otro lado el Servicio de Trabajo Social está incluido en una red, de la que forman parte vecinos, distintas asociaciones civiles de la zona, la iglesia, el hospital, la delegación de PAMI. Ellos hacen muchas actividades adentro y afuera del Hospital que tienen que ver con el barrio.

Una movida que viene llevándose a cabo hace varios años es la confección de mantas a partir de cuadraditos de crochet. Las personas que quieran tejer cuadraditos de lana para donar, los acercan al Hospital, y entre las distintas instituciones que participan del proyecto, se organizan para unirlos y formar las mantas que luego se reparten entre los Hospitales de la ciudad.

Quien quiera contactarse con el Servicio de Recreación y Deportes del Htal. Manuel Rocca, puede hacerlo vía Facebook o al teléfono 4630-4788.♦

2 thoughts on “El Servicio de Recreación y Deportes del Hospital de Rehabilitación Manuel Rocca

  1. Hola,queria saber que recreaciones hay,hubo un tiempo que habia natacion queria saber si hay.y como puedo comunicarme.Es para mi,soy hipoacusica y discapacidad de brazo,y hace unos meses termine con quimioterapia.

    1. Hola María, lo mejor es que vayas personalmente hasta la sala de recreación del hospital y hables con ellos. Son muy abiertos. La sala está en el primer piso. Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.