Ser con Vos

En lugar de desviar la vista de las personas en situación de calle, hay vecinos que se animan a ser con ellos.

“Ayudamos a nuestros vecinos que viven en la calle”. Así se presenta el colectivo Ser con Vos, cuyos integrantes dedican una parte importante de su tiempo, recursos, cabeza y corazón, a hacer eso que enuncian: dar una mano a la gente que no tiene otro lugar donde vivir, más que la calle. Les ofrecen, concretamente, algo de comer, abrigo, medicamentos, anteojos, lo que necesiten. Cubren la urgencia que sucede ante los ojos de todes y suplen, son conscientes, el trabajo que debería hacer el Estado. Sin por eso dejar de organizarse y “reclamar donde hay que reclamar” por los derechos de estos vecinos.

En Ser con Vos hablan de vecinos antes que de “personas en situación de calle”. Desde esa dignidad que reconocen a priori en el otro, que es un igual al que le tocó una peor, organizan todo su trabajo. Se mueven para conseguir donaciones. Cocinan amorosamente la comida, procurando “que sea rica, nutritiva y variada”. La organizan en viandas individuales. Arman recorridos semanales en autos para llevar a cada ranchada o cada esquina. Charlan un rato con los vecinos, se interiorizan de lo que les pasa. Llevan un registro de quién es cada uno, qué necesidades urgentes tienen, lo anotan en planillas.

El colectivo Ser con Vos ve a más de 100 vecinos y vecinas en situación de calle cada lunes, en cinco recorridas que completan con cinco autos. Hay cinco cocineras que se encargan cada día de preparar los platos, en sus casas, “ricos y con amor”, dicen con orgullo. Cubren las comunas 9 y 10, también parte de la 7, Versalles, Villa Luro, Liniers, Mataderos, Floresta. Se organizan con otros colectivos solidarios como Acción PSC, que sale martes y viernes, y Unidos y Organizados, que recorre las calles los días miércoles y jueves. Siguen buscando voluntarios, y aclaran que cada uno suma el tiempo que puede.

¿Y por qué no?

Claudia Zavala y su marido, Gabriel Saez, son los primeros que le dieron forma a este colectivo, que hoy suma unos 50 voluntarios activos y que empezó como suelen empezar las buenas ideas: con un ¿y por qué no? Una manera de dejar de sentir que las personas que veían ahí debajo de la autopista, no le importaban absolutamente a nadie. Y de mostrar a los demás que también tenían un nombre, una historia, sueños a futuro.

Te puede interesar
  Cuando la práctica religiosa conlleva solidaridad

Claudia se metió con cuerpo y corazón a Ser con Vos en 2018. “Sé que sirvo para esto. Tengo una convicción: nuestro trabajo marca la diferencia. Poder cambiarles un poquito la realidad a esos vecinos, aunque sea ese día, es un montón. Si se puede mantener en el tiempo, mucho mejor. Si logramos que estén bajo un techo, muchísimo mejor. Y si reciben una vianda, y comen algo rico y calentito por primera vez en la semana, eso también es mucho”, plantea.

Antes de la “reco”, Majo, una de las cocineras de Ser con Vos, prepara las viandas.

¿De qué iglesia son?

Hubo un primer vecino, Carlos, al que Claudia recuerda como “su faro”. Fue la persona que ella veía cada vez que pasaba bajo la autopista, la que la animó a iniciar este proyecto. “Un señor mayor con el que hicimos un vínculo muy hermoso”, lo recuerda. Habla de muchas de las personas con las que estableció un vínculo como “seres queridos”, más que vecinos. Cuenta que muchas veces se siente también cuidada por ellas y ellos, que se preocupan por su salud.

“¿Son de una iglesia?”, “¿Son de un partido?”, son las preguntas más frecuentes que se escuchan en los recorridos de Ser con Vos. También, cuando ya está entablada la conversación: “¿Y por qué hacen esto?”. “Porque hay que hacerlo, porque ellos están ahí”. Sabe que cubre falencias varias, un Estado ausente, una parte de la sociedad que mira para otro lado, o que directamente justifica el abandono.

Un ejemplo pequeño, que dice mucho: a las personas en situación de calle el BAP (“Buenos Aires Presente”, el programa de asistencia a personas en situación de calle del gobierno porteño) no les lleva alcohol en gel para prevenir el covid “porque se lo toman”. Tampoco jabón ni barbijos, no se sabe por qué. Todos estos elementos –el alcohol en frascos pequeños, si el problema son las adicciones– son provistos en los recorridos de Ser con Vos.

En Ser con Vos también forman parte de la Asamblea Popular por los Derechos de las Personas en Situación de Calle, un colectivo que reúne a las distintas organizaciones que en CABA asisten a estos vecinos y que surgió como respuesta a los sucesivos hechos de violencia, como cuando en Mataderos, en 2019, prendieron fuego a un joven que dormía debajo de la autopista, mientras filmaban toda la escena.

Te puede interesar
  “Para luchar contra las adicciones hay que cuidar los clubes y las parroquias”

Vínculos vecinales

Desde que en 2018 tuvo la idea de poner en marcha Ser Con Vos, Claudia activó para buscar voluntarios por un lado, y conseguir donaciones por el otro.

“Si es para pedir por mí, siempre me dio vergüenza, pero poner la cara para otros, no tengo problemas”, se ríe contando las “hazañas” que el colectivo también comparte en las redes, desde conseguir una heladera para una familia que logró por fin vivir bajo un techo, hasta solicitar descuento en las seis docenas de slips que acaba de comprar.

“En esta foto nuestro compañero Adrián y su hijo están llevándole una heladera que nos donaron a un vecino que por fin puede vivir bajo un techo”, describe Claudia Zavala.

“Salir de la situación de calle no fácil, no es cierto eso de ‘están ahí porque quieren’. Nadie puede ser tan omnipotente de pensar que no le puede pasar, que no pueda ocurrir algo en sus vidas que los haga caer al abismo”, asegura Claudia. Otra frase que escucha es: “Ustedes alimentan vagos, gente alcohólica, drogada”. “Y yo no sé si no tendría que estar alcoholizada o drogada para sostener esa situación tremenda de vivir en la calle”, reflexiona, ejercitando la empatía.

En Ser con Vos hay muchos proyectos: una trabajadora social, Silvia Alvarez, integrante de Kolina 9, les donó un local, y están felices. Allí imaginan a futuro abrir un ropero comunitario, un lugar para que los vecinos puedan tomar una ducha, un centro cultural. “Ella está loca, y yo también. ¡La cabeza se nos va a mil”, se ríe Claudia. Pero, mientras tanto, recuerdan que todos y todas pueden sumarse, con lo que puedan y como puedan. “Todos los voluntarios trabajan, estudian, tienen sus familias, su tiempo limitado. La recorrida puede ser una trasnochada al mes. O cocinar o enviandar una vez por mes. Todas las voluntades suman”, invitan. ♦

Se puede contactar a Ser con vos a través del celular: 11 5165-6007 y en las redes sociales Instagram y Facebook.


(*) Foto de portada: “En esta foto Jesi se lleva en la heladerita las riquísimas viandas que prepararon Roxi y Fede. Y desde ahí comienza una de las recorridas”, cuenta Claudia Zavala.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *