Vecinas acróbatas

¿Cómo atraviesan la pandemia los artistas circenses? Dos vecinas acróbatas y directoras de escuelas de circo del barrio, cuentan sus estrategias para hacer equilibrio durante la cuarentena.

Marina Pomeraniec y Mariana Silva tienen varias cosas en común, además de la similitud de sus nombres.

Corría el año 2012. “Recién me acababa de mudar a Villa del Parque y buscando gente con quien dar clases de circo, descubrí que en la zona, en ese momento, no había ningún espacio de entrenamiento”, cuenta Mariana Silva, fundadora y directora de Circo Elástico. Ante la falta de movidas a las que poder sumarse, esta acróbata y docente golpeó la puerta del Ateneo Bernasconi, se presentó y les contó lo que quería hacer. “Se re coparon con la idea. Así que me contacté con otras dos colegas e iniciamos este proyecto”. Hoy, Circo Elástico ofrece en el tradicional Ateneo de Marcos Sastre y Cuenca clases de acrobacia de piso, trapecio, telas, cuerdas, malabares y danza, entre otras actividades.

Circo elástico: la escuela de circo del Ateneo Bernasconi. Muestra de fin de año 2018. Temática Dragones.

Marina Pomeraniec vivió casi toda su vida entre Villa del Parque y Paternal. Coordinadora y profesora en Resur Circo, la escuela de circo de Resurgimiento, también fue en el 2012 que inició ese espacio con dos amigos. “Lo fuimos armando muy de a poco, creciendo un montón a lo largo de los años”, relata. En el 2019 más de setenta chicos de entre tres y doce años concurrían a sus clases semanales en el centro cultural de Artigas y Jonte. “Nuestro objetivo siempre fue acercar el circo al barrio y que la propuesta sea principalmente social y lúdica, no tanto una formación técnica. La premisa es conocerse, pasarla bien y poder vincularse con el otro”, cuenta Marina.

Resur circo: la escuela de circo del Centro Cultural Resurgimiento. Muestra de fin de año 2019.

Los artistas sean unidos

A pesar de ser vecinas y de que sus escuelas de circo estuvieran a menos de quince cuadras de distancia, recién siete años más tarde Marina y Mariana se conocieron.

En 2018, Marina se sumó a Santa Mitre, un proyecto perteneciente a un programa del Ministerio de Cultura de la Ciudad, pero gestado íntegramente por vecinos de Santa Rita y Villa General Mitre. Durante el 2019 Santa Mitre impulsó en el barrio eventos artísticos de lo más variados: recitales, obras de teatro, tardes de juego, encuentros de lectura y también una varieté de circo. Marina fue la encargada de organizarla y de convocar a los artistas circenses locales para que participaran de la función.

Te puede interesar
  Fiesta en La Paternal: Resurgimiento recibió a los jugadores de Argentinos campeón de la Libertadores ‘85
Marina Pomeraniec, coordinadora y docente de Resur Circo, la escuela de circo del Centro Cultural Resurgimiento.

“Nos dimos cuenta que ahora en el barrio había un montón de escuelas”, relata Marina, que contactó a Circo Elástico y a otras dos escuelas de la zona, Circódromo y La Frontera Circo, para participar del evento que se concretó en Resurgimiento en el mes de noviembre.

“En ningún barrio suele suceder que las escuelas de circo se unan. Y estuvo buenísimo porque a raíz de esta varieté se armó una red re linda”, afirma Marina. Para Mariana, “de ese encuentro quedaron muchas ganas de hacer un espectáculo conjunto o actividades abiertas al barrio”. Unas ganas que, suspendidas en el aire, esperan a que acampe la pandemia.

Circo en cuarentena

El año pasado, Circo Elástico estrenó en el teatro del Circódromo, ubicado en Magariños Cervantes y Gavilán, una obra original llamada Mahabharata Bollywood Circus basada en una epopeya de la India, en la que participaron niños, jóvenes y adultos. “La idea era continuar con las funciones, pero por el aislamiento obligatorio no pudimos seguir”, dice Mariana.

Sin embargo, la pandemia no detuvo a la escuela, que continuó sus clases de forma online bajo la premisa de mantener la misma formación integral que antes de la cuarentena. El rasgo principal, a falta de elementos circenses como telas, trapecios o sogas en las casas de los alumnos, es trabajar la teatralidad, la acrobacia y la danza, entre otras disciplinas, a partir de los elementos que cada persona tiene en su casa.

Además, gracias a las redes sociales pudieron seguir activos y generando vínculos. “Empezamos a hacer unos vivos con artistas de circo de Europa y de China para que nos contaran cómo salieron de la cuarentena y cómo son los protocolos actuales en sus escuelas, que ya están funcionando de nuevo. Cosa que no se nos hubiese ocurrido jamás si no hubiera pasado todo esto”, explica Mariana. Aún así, la escuela sufrió una gran baja en el número de alumnos. La directora de Circo Elástico reconoce que “es un proceso raro para los niños tomar una clase a través de una pantalla sin estar con el docente presente. Extrañan estar en las telas, tirarse en los colchones, subirse al trapecio”.

Te puede interesar
  Celebrar juntos el trabajo barrial

Por su parte, a fines del año pasado la escuela de circo de Resurgimiento rebosaba de alumnos y actividad. Hoy, tiene sus clases suspendidas hasta nuevo aviso. Cuando se decretó la cuarentena recién habían arrancado, muchos chicos todavía no se habían sumado y no se llegó a armar un grupo. “Si hubiera pasado ahora, a mitad de año, la continuidad habría sido más fácil”, apunta Marina, y agrega: “además, si bien algunas familias siguen trabajando y cobrando un sueldo, no todos pueden mantener este espacio para sus hijos. Aunque sea por zoom, pagar una cuota puede ser complicado”.

Actualmente, el grupo de profes de Resurgimiento avanza en una propuesta de clases virtuales y también zoomples: festejos de cumpleaños a través de videollamadas grupales que incluyen juegos, música y animación con temática circense. Por su parte, Circo Elástico retomará los ensayos de su obra en forma virtual y grabará a la distancia un videoclip junto a sus alumnos de una de las canciones que componen la banda musical de Mahabharata. ♦

Foto de portada: Mariana Silva (directora de Circo Elástico) y  Mailen Icochea. // Foto: Barbara Leiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *