Villa Santa Rita quiere su plaza

El barrio de la comuna 11 es el único en toda la Ciudad de Buenos Aires que no cuenta con un solo espacio verde. Los vecinos se movilizan para que avance el proyecto que el año pasado fue presentado en la Legislatura.

Jonte, Condarco, Gaona, Joaquín V. González y Miranda marcan los límites del único barrio de la Ciudad de Buenos Aires que hoy no tiene un solo espacio verde. Pero Villa Santa Rita –de él hablamos- no se resigna a tener que caminar más de un kilómetro para ir a tomar mate a una plaza: vecinos de diferentes organizaciones se agruparon para seguir de cerca lo que pueda pasar con el proyecto que, ingresado en la Legislatura el 17 de noviembre del año pasado, prevé la expropiación de un terreno ubicado sobre Álvarez Jonte entre Cuenca y Granville (que tiene más de 1.600 metros cuadrados y salida por Dantas) donde alguna vez funcionaron canchas de paddle, un lavadero de autos y un estacionamiento.

En una ciudad hiperconstruida como la nuestra, no hay tantas superficies que puedan convertirse en espacio público. Es en ese terreno donde Villa Santa Rita pretende desplegar pronto su primera plaza.

La propuesta no es del todo nueva. Una muy similar había sido presentada en 2011 por el entonces legislador de la Coalición Cívica Fernando Sánchez, aunque como la Legislatura no la trató, terminó perdiendo estado parlamentario.

Carolina Maccione, comunera de la 11 por Juntos por el Cambio, redactó el proyecto actual que fue votado por unanimidad por los siete integrantes de la Junta Comunal. Pero tras seis meses de presentada, esa propuesta que ingresó a Mesa de Entradas con el número de expediente 2753-C-2020 duerme todavía en la Legislatura, donde no ha registrado movimientos. No queda tanto tiempo para tratarla: el estado parlamentario se pierde a los dos años de que un proyecto haya sido presentado.

Vista aérea del predio de Jonte entre Cuenca y Granville, que podría ser el primer espacio verde de Villa Santa Rita, si se aprueba su expropiación en la Legislatura.

“Sin novedades”

“No tengo novedades en cuanto al tratamiento en la Legislatura”, explica Maccione, que destaca el voto por unanimidad de la Junta y el hecho de que “estamos poniendo en uso la facultad de la iniciativa legislativa que tiene la Junta Comunal”.

“Vecinos Unidos Comuna 11” es el nombre un colectivo que se presenta en las redes como “un grupo de vecinos y vecinas que queremos una Comuna más equitativa, más sustentable, más respetuosa del patrimonio y más amigable para los que vivimos en ella”. Atentos a que el proyecto se trate, el último abril presentaron a la directora de la Comisión de Ambiente de la Legislatura, Carolina Flores, una extensa carta en la que solicitan darle “curso urgente”. Entre otras cosas argumentaron que la Constitución porteña consagra en su artículo 26 el derecho a un ambiente sano.

Te puede interesar
  Granville: las luchas del pasaje

“Los espacios verdes son esenciales para los barrios, pero en pandemia esto se notó más que nunca: hablamos de un lugar vital para el encuentro, sobre todo de los chicos y de los ancianos”, dice Guillermina Bruschi, parte de Vecinos Unidos. Y completa: “La Organización Mundial de la Salud establece que las ciudades saludables no solo deben brindar espacios verdes en cantidad suficiente según la densidad, sino que además tienen que estar próximos a las casas de las personas, a no más de 300 metros o 5 minutos de caminata”.

Varios informes del Gobierno de la Ciudad incluyen entre los espacios públicos de Villa Santa Rita al patio de juegos ubicado en Miranda y Álvarez Jonte, lo que muchos vecinos consideran directamente ofensivo ya que carece de espacio absorbente, mientras que de “verde” no tiene más que el arbolado de alineación.

El Consejo Consultivo de la 11 está también movilizado y comprometido con el proyecto que más allá de los confines de Santa Rita va poco a poco volviéndose una bandera para los cuatro barrios de la comuna. El Consejo Consultivo -tal como indica la Ley de Comunas- está formado por vecinos e integrantes de asociaciones barriales y tiene poder para hacer propuestas a la Junta Comunal, que está obligada a tomar nota de lo que éste resuelva en sus asambleas.

Carlos Eusebi –ex director del CGP y actual coordinador interino del Consejo Consultivo de la 11- resalta que de las 11 comisiones que existen en total en ese espacio cuatro consideraron a este proyecto estratégico y urgente para el barrio, con lo cual se va a solicitar a la Junta que siga impulsándolo. “Para que esto prospere la participación es fundamental –observa Eusebi-. Y el hecho de que el Consultivo tome el proyecto como prioritario podría darle otro tinte”.

El terreno en cuestión

Si bien la palabra “expropiación” puede causar incertidumbre, se trata de un proceso establecido por la ley 238, que deja en claro que un terreno puede expropiarse para la satisfacción de un bien común. Pero no es que esos inmuebles “se quitan” a sus dueños sin más: para eso no solo debe mediar una ley, sino que el valor del terreno se paga a los dueños de acuerdo a una tasación que debe hacer el Banco Ciudad.

Te puede interesar
  A través de las ventanas

“Si todos los barrios tienen su Costa Salguero, el Costa Salguero de nuestra comuna es la falta de un espacio verde en Santa Rita, un tema de todos y todas que sin embargo ha costado poner en agenda”, marca la comunera del Frente de Todos Victoria Pugliese, quien hace poco organizó una reunión virtual para visibilizar el tema de la que participaron referentes barriales y otros actores. Allí se señaló que, si bien el espacio para la plaza es hoy más que necesario, 1.600 metros cuadrados tampoco alcanzan para paliar el déficit de espacios verdes del barrio.

Mariano Orlando, asesor de la legisladora Claudia Neyra, señaló que, salvo cuestiones puntuales por la traza del subte, en los últimos 15 años no hubo en la ciudad casos de expropiaciones para crear espacios verdes. “Me parece que, sin abandonar la pelea por ese terreno, se puede pensar en algo más ambicioso que la sola expropiación de un predio. Con una visión más integral se podría pensar incluso en pasajes que se transformen en corredores verdes”, destacó.

En tanto algunos legisladores se interesan por la propuesta, grupos de vecinos se ponen al hombro este reclamo histórico intentando que, así como sucedió el año pasado con Costa Salguero, el “escándalo” del único barrio porteño que no tiene su plaza se vuelva un clamor de toda la sociedad. Por el momento la expectativa está puesta en conseguir el terreno de Jonte, para el que luego habrá que elegir un nombre, decidir con cuánto “verde” cuenta y de qué tipo de infraestructura se la dota. En definitiva: cómo es esa plaza que Villa Santa Rita quiere. ♦


Contactos:

Para participar de las asambleas del Consejo Consultivo Comunal 11 y/o del trabajo alguna de sus comisiones, enviar un mail a: consejoconsultivocomunal11@gmail.com

Para contactarse con el colectivo Vecinos Unidos Comuna 11:
Instagram: @vecinosunidoscomuna11
Facebook: “Vecinos Unidos Comuna Once”
Twitter: @11Vecinos

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *