Dicen que Villa Santa Rita tendrá su plaza

Dos proyectos de ley presentados en la Legislatura porteña y la promesa de apoyo por parte de todos los bloques permiten ilusionarse con que el 2023 sea el año en que Santa Rita tenga su primer plaza.

Dos proyectos de ley presentados en la Legislatura porteña y la promesa de apoyo por parte de todos los bloques permiten ilusionarse con que el 2023 sea el año en que Santa Rita tenga su primer plaza.

Dicen que Villa Santa Rita tendrá su plaza

Dos proyectos de ley presentados en la Legislatura porteña y la promesa de apoyo por parte de todos los bloques permiten ilusionarse con que el 2023 sea el año en que Santa Rita tenga su primer plaza.

Las fiestas de fin de año le regalaron una gran noticia al barrio sin plaza de la comuna 11: el Ejecutivo porteño anunció el 22 de diciembre la presentación de un proyecto de ley en la Legislatura que propone la expropiación del lote de Jonte 3224 para que tenga ese destino: una plaza. El proyecto de ley es el 3213 y lleva la firma de Horacio Rodríguez Larreta y Felipe Miguel. “Mi primera reacción fue de entusiasmo. Ahora sí tendríamos la primer plaza: no hay nadie más influyente que pueda presentar un proyecto”, dice Guillermina Bruschi sobre sus sentimientos iniciales.

El Ejecutivo porteño anunció el 22 de diciembre la presentación de un proyecto de ley en la Legislatura que propone la expropiación del lote de Jonte 3224 para que tenga ese destino: una plaza.

¡Al fin! Fue música para los oídos del puñado de vecinos que hace año y medio empujan el reclamo de “Una plaza para Villa Santa Rita”. Pocos saben las horas que quitaron a su vida privada la mamá de Juana, el papá de Lucas y Manuel, la hija de Doña María, la esposa de Ignacio, la cantidad de veces que relegaron su propia cotidianeidad para tener listo un escrito, para asistir a una reunión con legisladores, para organizar un evento, para hablar con un funcionario, para difundir su pedido en las redes sociales.

Vista aérea del predio de Jonte entre Cuenca y Granville, que podría ser el primer espacio verde de Villa Santa Rita, si se aprueba su expropiación en la Legislatura.

El proyecto vecinal de las cuatro plazas

Al día siguiente del anuncio gubernamental en Villa Santa Rita salieron a caminar. Esta caminata de tan repetida ya es como una procesión en un barrio que tiene nombre de santa: empieza en el lote de Jonte y el pasaje Granville (el elegido por el proyecto de ley oficialista) y avanza hacia otros tres terrenos baldíos: el de Emilio Lamarca y San Blas, el de Concordia y Pasaje Toay, el de Nazca y Belaustegui.

Son los últimos cuatro lotes baldíos que le quedan a esos tres kilómetros cuadrados de ciudad que en el mapa configuran a Villa Santa Rita. Y son un tesoro entre tanto edificio nuevo: no habría otros para hacer plazas.

“Nosotros como grupo habíamos presentado otro proyecto de ley en el que argumentamos por qué pedimos que se compren esos cuatro lotes. Como no hay en el barrio un terreno grande en el que hacer una plaza tradicional de una manzana, entonces queda la opción de utilizar estos lotes y hacer cuatro plazas chicas. No queremos una sino que queremos cuatro”, destaca enfático Matías Lockhart, recordando el proyecto de ley que este colectivo presentó en la legislatura en junio pasado, cuyo número de identificación es el 1616.

«Como no hay en el barrio un terreno grande en el que hacer una plaza tradicional de una manzana, entonces queda la opción de utilizar estos lotes y hacer cuatro plazas chicas. No queremos una sino que queremos cuatro.»

Los vecinos legitiman su pedido en datos de publicaciones internacionales que esgrimen la necesidad de contar en las ciudades con plazas y parques públicos a no más de cinco minutos de caminata desde las casas. Dicen también estos estudios que la cantidad de verde debería ser no menor a 10 metros2 por persona. Es decir que el aumento demográfico también hace más acuciante la necesidad de parques.

Te puede interesar  Que no nos quiten el corredor verde de Venancio Flores
Baldío de Concordia y Pasaje Toay, uno de los cuatro lotes que el proyecto de ley 1616 propone convertir en plaza. / Diciembre 2021

“Nosotros no somos políticos”

Después de esa presentación vecinal del 9 de junio se sucedieron reuniones con legisladores. Los recibieron del bloque del Frente de Todos Matías Barroetabeña, Javier Andrade, Lucía Cámpora, asesores de Cecilia Segura y los comuneros de la 11 Victoria Pugliese y Gastón Fernández. En esa reunión les dijeron que ellos levantarían su proyecto para darle estado parlamentario.

Al tiempo se reunieron con el legislador del FIT Gabriel Solano, quien les prometió también su apoyo.

Al mes consiguieron una reunión con dos legisladores oficialistas: Marcelo Guouman y Manuela Thourte. Ambos se mostraron venébolos con el reclamo vecinal pero pusieron reparos hacia este proyecto en particular. Alguna voz amiga les dijo que era difícil que legisladores oficialistas voten un proyecto levantado por la oposición.

Con ese puñal clavado en el medio de su ilusión siguieron “militando”, como se dice, el reclamo de #unaplazaparavillasantarita. Los legisladores del Frente de Todos les habían dicho: “tienen que generar masa crítica”. “Nosotros no somos políticos. Solamente somos vecinos que queremos una plaza”, sostiene Guillermina con cierta desazón.

Evento cultural en la esquina de San Blas y Emilio Lamarca, donde está otro de los lotes baldiós reclamados como plaza. / Septiembre 2021

Siguieron llenando planillas con firmas de más vecinas y vecinos que apoyan el proyecto de ley vecinal. Colgaron su bandera y se instalaron con una mesa en la vereda de la iglesia el día del patrono parroquial, juntaron firmas en el festival santarritense el día del cumpleaños del barrio, en la plaza Aristóbulo del Valle un día de feria, en esquinas populosas, en el club Imperio Juniors, en comercios amigos.

Los cuarenta votos

La felicidad que les dio el proyecto presentado por el Ejecutivo duró poco porque enseguida les dijeron “no sabemos si alcanzarán los votos”. Lo dijo Nicolás Manieri, el presidente de la Junta Comunal 11, en una conferencia de prensa a la que convocó justamente para anunciar la iniciativa legislativa oficial. Se los dijo también Álvaro García Resta, el secretario de Desarrollo Urbano de Caba, cuando los recibió en su despacho el 18 de enero: “No sé si vamos a tener los 40 votos que necesitamos”.

La felicidad que les dio el proyecto presentado por el Ejecutivo duró poco porque enseguida les dijeron “no sabemos si alcanzarán los votos”.

“Pero ¿cómo no van a tenerlos si nos apoyan todos?”, preguntan los vecinos. El funcionario puso además otros “peros”: “el dueño del terreno podría presentar hasta dos amparos”, “quizás entre una cosa y otra la compra se demora dos años”. “Pero si el lote estaba en venta”, aducieron los representantes del coletivo reunidos con el funcionario. “Ya no, la publicación que está online caducó”, les contestó el Lic. Anibal del Olmo, encargado del área de Antropología Urbana de Caba, presente en la reunión.

Te puede interesar  Mi vereda predilecta
Bicicleteada vecinal por los cuatro lotes baldíos que el proyecto de ley 2022-1616 menciona como posibles ubicaciones de las plazas solicitadas. En la foto: lote de Jonte y el Pasaje Granville. / Septiembre 2021

Off de record, desde el Gobierno de la Ciudad les comentaron otra posibilidad: hacer una compra directa. “Nos dijeron que ellos contaban con el dinero del Fondo de Desarrollo Humano Sostenible, un fondo creado con excedentes de la administración de la Ciudad. Entre los destinos posibles para ese fondo la plaza en Villa Santa Rita estaba primera en la lista.” Esta vía de resolución no fue anunciada públicamente.

“Nos dijeron que ellos contaban con el dinero del Fondo de Desarrollo Humano Sostenible. Entre los destinos posibles para ese fondo la plaza en Villa Santa Rita estaba primera en la lista.”

Lo que queda

Ahora los vecinos de #unaplazaparavillasantarita dudan. El proyecto N° 3213 que presentó el Ejecutivo, ¿lo presentó con verdadera intención de que Santa Rita tenga una plaza o lo presentó solo para anunciar una noticia esperada? ¿Será tratado durante el 2023 o quedará relegado hasta perder estado parlamentario? ¿Qué pasará con el proyecto vecinal, el N° 1616, lo discutirán al menos los legisladores? ¿Hará una compra directa de algún lote no identificado el GCBA?

Mientras tanto este colectivo de vecinos crece. Más manos se ofrecen para juntar firmas, para organizar eventos en el barrio, porque no cabe duda que Villa Santa Rita necesita una plaza.♦


Una plaza para Villa Santa Rita
Instagram: @unaplazaparavillasantarita
Facebook: Una plaza para Villa Santa Rita

4 comentarios en “Dicen que Villa Santa Rita tendrá su plaza

  1. Soy una persona mayor que durante estos últimos años firmé en varias oportunidades x una plaza en Santa Riita, espero que la vida me de la oportunidad de ver concretado el anhelo de tantos vecinos que vienen bregando por dicho proyecto

    1. ¡Así será Lucía! Ayer la Legislatura aprobó la compra del predio de Jonte 3224 para que sea destinado a una plaza. Es un gran logro vecinal!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *