Juntos por la plaza

En Villa Santa Rita, el único barrio de CABA sin plazas, los vecinos se organizaron para visibilizar su reclamo. Una recorrida por los cinco baldíos que podrían transformarse en espacios verdes y recreativos.

El domingo en que el barrio de la comuna 11 celebraba su cumpleaños número 132, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires publicaba este tweet: “Saludamos a los vecinos de Villa Santa Rita en su día”, acompañando el posteo con una foto del pasaje Granville. Y desde cuenta @bicivilizados le respondían: “Necesitan una plaza, por ahí legislando se les puede ayudar más que festejándoles un día”. La respuesta fue atinada, si se tiene en cuenta que un proyecto de ley espera recibir la atención de los legisladores para lograr la expropiación del predio de Jonte 3224, lindero al pasaje de la foto. Allí Villa Santa Rita podría tener su primera plaza.

¿A qué plaza vas?

Matías vive en César Díaz y Lavallol. Cuando sus hijos quieren jugar a la pelota los lleva a la plaza Aristóbulo del Valle, que les queda a diez cuadras. Guillermina va con su hija al “Patio de la Ciudad”, un espacio de recreación y poco verde, con salida a Arregui y a Santo Tomé, a siete cuadras de su casa. “Tener una plaza en Villa Santa Rita es una cuestión de salud pública, ambiental y social impostergable”, afirma la vecina del pasaje Los Andes. Malena camina con el termo bajo el brazo diez cuadras desde Magariños Cervantes y Condarco hasta la plaza de Pappo; habitualmente va a juntarse con amigos y también a entrenar. Dice que quiere una plaza en Santa Rita “para que los pibes y las pibas tengamos un lugar para disfrutar”.

Los testimonios podrían seguir. En el Consejo Consultivo de la Comuna 11 fueron cuatro las comisiones que presentaron propuestas para reclamar al Gobierno de la Ciudad que construya una plaza en este barrio: Adultos Mayores, Juventud y Deportes, Espacio Público y Medio Ambiente.

Ante una necesidad tan evidente y compartida, algunas instituciones y colectivos decidieron que era hora de hacer visible la falta, hasta lograr ponerla en agenda.

Te puede interesar
  Compostaje urbano: manos a la tierra

Bicicleteada vecinal

Bajo un cielo nublado y goteante las bicis fueron llegando al punto de encuentro en el baldío de Jonte. Avanzaba la tarde del sábado 4 de septiembre. Dos vecinas colgaron del muro la bandera recién pintada con la leyenda “Una plaza para Villa Santa Rita”. En una mesita estaban dispuestas las planillas y biromes para quien quisiera firmar el apoyo al reclamo. En un rato se llenaron diez hojas. “Yo también quiero firmar ¡yo quiero una plaza!”, decía un niño desde su metro veinte, con la cabeza envuelta en un casco de bicicleta. “Cuando tengas edad para votar vas a poder firmar”, le contestaba la madre a otro que tampoco quería quedarse afuera de la experiencia cívica.

Mientras tanto, un ovillo de piolín pasaba de mano en mano. Cada vecino cortaba el tramo de hilo necesario para colgar de su manubrio un cartón con letras impresas que repetía la consigna de la tarde. Media hora después, el vecindario reunido se puso en marcha. En caravana zigzagueante las bicicletas avanzaron por Jonte hasta Emilio Lamarca rumbo al segundo predio ocioso, que podría ser plaza.

Los cinco predios

Un relevamiento arrojó la dirección de cinco terrenos en desuso en el mapa de Villa Santa Rita. La bicicleteada vecinal se movilizó de uno a otro para dar cuenta de todos ellos:

» Jonte 3224. 1600 m2. Terreno baldío con salida a Jonte y a Dantas. Proyecto de expropiación presentado por la Junta Comunal a la Legislatura porteña el 17/11/20, a la espera de ser tratado por la Comisión de Medio Ambiente. Nro. de Expediente: 2753-C-2020

» Esquina de San Blas y Emilio Lamarca.  Con cerca de 700 m2 es el más chico de los cinco predios. Los propietarios no pudieron ser localizados cuando fue necesario fumigar para evitar la propagación del mosquito del dengue  y la cuadrilla debió ingresar a la fuerza.

Te puede interesar
  A través de las ventanas

» Concordia 1540/1550 y pasaje Toay. Cuentan vecinos de toda la vida que de chicos jugaban en este baldío. Se sabe que la sucesión nunca fue resuelta. Hoy las plantas se apropiaron del terreno, activando una isla de biodiversidad. En el pasaje Toay aprovecharon esta circunstancia para plantar nativas en sus canteros y atraer hacia sus casas a las mariposas del baldío. Ellos esperan que esta biodiversidad espontánea se conserve si un día el terreno se convierte en plaza.

» Nazca 1551 entre Belaustegui y R.E. de San Martín. También este lote está vacío desde tiempos remotos. Según dicen los vecinos habría una heredera que vive en Israel.

» Nazca y Gaona. Hospital Israelita. Este predio quedó en poder del Gobierno de la Ciudad tras el cierre del Hospital Israelita. Es el más grande de los que podrían convertirse en plaza ya que el estado del edificio obliga a demolerlo. Su superficie ocupa el 70% de la manzana.♦


Convocan las siguientes instituciones y colectivos de Villa Santa Rita: Club Imperio Juniors, Santuario Santa Rita, Vecinos Unidos Comuna 11, Pasaje de Mariposas, periódico Vínculos Vecinales, Scouts Santa Rita, Vecinos Autoconvocados del Pasaje Granville, La Silla en la Vereda, Cooperadora de la escuela República de México, Club Unión de Sordomudos, Centro de Jubilados “Vida”.

Adhieren al reclamo: Observatorio del derecho a la Ciudad, Acción Huerta Urbana, Basta de Mutilar Nuestros Arboles, Futura Buenos Aires, Tierras ferroviarias verdes, Federación de Clubes de Barrio Fedeciba, #nitunelesnibarreras, periódico Aquí Villa del Parque, Centro de Estudiantes del Colegio Juan B. Justo, Club All Boys Departamento de Género y Diversidades, Arbolitos de Empedrado, Centro de Jubilados de Villa del Parque 27 de abril, Centro de Jubiladxs «La Razón de mi vida», La Paternal Pedalea, Proyecto Arco Violeta.


Facebook: Una plaza para villa Santa Rita.
Instagram: @unaplazaparavillasantarita.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *