Que no nos quiten el corredor verde de Venancio Flores

Vecinos y organizaciones ambientales están en alerta frente a la pretención de convertir el sendero que bordea las vías del Sarmiento en un área comercial.

Vecinos y organizaciones ambientales están en alerta frente a la pretención de convertir el sendero que bordea las vías del Sarmiento en un área comercial.

Que no nos quiten el corredor verde de Venancio Flores

Vecinos y organizaciones ambientales están en alerta frente a la pretención de convertir el sendero que bordea las vías del Sarmiento en un área comercial.

Que los senderos verdes linderos a las vías del Sarmiento puedan desaparecer y ese corredor transformarse en una seguidilla de galerías comerciales (como una extensión del polo de Avellaneda), despertó inquietud en los vecinos de Floresta que no quieren perder ese espacio al aire libre en una zona con déficit ambiental.

La preocupación surgió tras enterarse de dos llamados a licitación por parte la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), dependiente del Gobierno nacional, para impulsar la explotación comercial de los terrenos que bordean las vías entre Nazca y Joaquín B. González.

“Estamos indignados y muy preocupados, nadie nos informó sobre este proyecto en el que se pone por delante un interés económico en detrimento del medio ambiente”, dijo Andrea Ríos, miembro de “Vecinos por los Senderos Verdes”, un grupo que se formó días atrás como reacción a la mala noticia que llegó al barrio, medio de carambola: un usuario de Twitter la publicó, el posteo lo vio una participante del colectivo “Basta de Mutilar Nuestros Árboles” (BDM) y lo replicó en Instagram, allí se viralizó y así se enteraron los vecinos de la Comuna 10.

Lo que hay

Son ocho cuadras sobre la calle Venancio Flores, entre las estaciones de tren de Flores y Floresta. Se trata de un corredor que combina caminos peatonales con más de 70 árboles de distintas especies. Entre ellos “hay palos borrachos, araucarias, pinos, cedros y gomeros. Los gomeros, por ejemplo, son centenarios y tienen unos troncos súper gruesos, en algunos sectores arman como un bosque, algo difícil de encontrar en otros espacios verdes, y dan una sombra increíble”, describe Marisa Pontieri, vecina de Floresta y miembro de BDM, conmovida ante la posibilidad de perderlo. También hay en el corredor un patio de juegos, mesas, bancos y  una huerta que cuidan algunas personas con discapacidad que asisten a un instituto de rehabilitación cercano.

Te puede interesar  ¿Cómo se construye en los barrios?

Del otro lado, de la vereda impar, el panorama es distinto: en las manzanas aledañas a Nazca se suceden los locales de venta de indumentaria, pero a medida que se aleja el polo comercial, la fisonomía cambia y luce como un típico barrio porteño, con casas bajas. En la numeración 3519/21 de Venancio Flores se encuentra el Ex CCDTyE Automotores Orletti, hoy convertido en Espacio para la Memoria; allí funciona también una sede del CAJ (Centro de Acceso a la Justicia).

Lo que la licitación propone que haya

Bajo la premisa de “mejorar integralmente el entorno urbano y natural del sitio”, la propuesta del organismo nacional contempla “el otorgamiento en concesión” de dos predios: el primero de unos 1333,89 m2 situado sobre Venancio Flores, entre Nazca y Argerich; y el restante de unos 4.559,94 m2, que se extiende entre Cuenca y Joaquín V. González, siempre en terrenos paralelos a las vías de la línea Sarmiento.

De acuerdo al texto publicado en el mes de julio en el boletín oficial, se convocaba a enviar ofertas a las empresas interesadas en ganar la concesión de esos espacios, en los que quedaba autorizada la construcción de “complejos comerciales lineales” con la utilización de “estructuras metálicas y placas de cementicias para separación de los locales”, con una planta baja y un primero piso.

La reacción vecinal

Por iniciativa de Fernando Moya, comunero de la 10, diversas agrupaciones conformaron una multisectorial para resistir al proyecto “y que no quede en la instancia de la mera queja”, dijo Moya. Se sumaron Vecinos por los Senderos Verdes, la Asamblea de Floresta, el Consejo Consultivo, Basta de Mutilar Nuestros Árboles, Tierras Ferroviarias Verdes y medios barriales de la comuna 10, entre otros.

Te puede interesar  ¿Será escuela o edificios?

Como primera actividad realizaron un encuentro el feriado del 21 de agosto para visibilizar el reclamo y juntar firmas para acompañar una carta dirigida a las autoridades de la ADIF, con el pedido de suspensión de las licitaciones.

Entrá a este enlace y sumá vos también tu firma para pedir la suspensión de la licitación para instalar locales comerciales en el sendero verde de Venancio Flores.

Consultado por Vínculos Vecinales, el comunero (del Frente de Todos) contó que se comunicó con uno de los gerentes del organismo nacional para expresarle el rechazo del barrio a la propuesta. Días después de ese primer diálogo, le aseguraron que el proyecto estaba suspendido. Sin embargo, aclaró que no se quedará tranquilo porque todavía “no hay un documento formal emitido por ADIF que informe de la baja de la licitación”.

María Angélica Di Giácomo, la voz más conocida de BDM, se refirió a los árboles que corren riesgo de ser talados si se avanza con la instalación de las galerías comerciales: “no es consensuable perder suelo absorbente y follaje frondoso. Necesitamos este espacio para quienes habitamos en la ciudad”.

En el mismo sentido, desde la agrupación Tierras Ferroviarias Verdes (una red de asambleas barriales y organizaciones que luchan para que las tierras ferroviarias porteñas sean espacios verdes públicos) lanzaron un comunicado en el que expresaron un “contundente rechazo a los proyectos de concesión de tierras” que la ADIF está impulsando “sin contar con ningún tipo de participación vecinal ni contemplación de las necesidades barriales”.

¡Entrá a este enlace y sumá tu firma al petitorio!


Basta de Mutilar Nuestros Árboles
Instagram: @bastademutilar
Tierras Ferroviarias Verdes
Instagram: @tfverdes

 

1 comentario en “Que no nos quiten el corredor verde de Venancio Flores

  1. Que no nos quieren el pico espacio verde que hay en esa zona, que lo pongan en calor y con vigilancia para que sea un lugar agradable de encuentro de los vecinos que quedan viviendo en esa zona, lleno de comercios y talleres, las mayoría clandestinos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *